Una visita al Viaducto El Saladillo es una cita con la historia y con la aventura

La imponente construcción data de 1884 y fue parte de la red ferroviaria que unía a Tucumán con Metán, en Salta. Hoy está en medio de la selva.

21 Abr 2017
2

LA GACETA / JUAN PABLO SANCHEZ NOLI

Una construcción única en América Latina vive en medio de la selva tucumana, con arcos que de casi 30 metros de altura, a lo largo de más de 320 metros, que simbolizan el proyecto ferroviario que tenía el país a fines del siglo XIX.

El Viaducto El Saladillo, una monumental obra de ingenieria, proyectada por Guillermo White y construida cun 5 millones de ladrillos, en 1884, deja sin palabras a quienes se aventuran hasta el lugar. Fue declarado Monumento Nacional en el año 2000 y puede verse desde la cima del Taficillo, el cerro mas alto del cordón de San Javier.

Una excursión a esta maravilla de la ingeniería y la historia de la arquitectura puede hacerse en el día y es accesible para aquellos que quieran internarse en la vegetación.

Fue diseñado para que por allí pasen trenes que unian a Tucumán con Metan, en Salta. Dejó de funcionar en 1928, cuando los trenes se hicieron demasiado grandes y pesados y la construcción ya no pudo soportarlos.

Desde El Cadillal, caminando a través medio de las fincas, por un camino estrecho, se puede llegar hasta la imponente construcción, que cuenta con 25 arcos de medio punto sostenidos por 24 pilares de 21 metros de altura.

El camino para llegar hasta el Viaducto no está señalizado, pero sí están marcados los senderos a los costados del puente, por donde se puede subir hasta la parte superior.

Los túneles se están desmoronando y muy tapadas por la vegetación. Allí se consigue observar murciélagos en su hábitat natural.

Luego de transitar casi dos kilómetros por una senda rodeada de una espesa vegetación, de repente, el viaducto se descubre ante los visitantes.

Bajo los arcos, hay merenderos y asadores, pero la zona carece de servicios, como baños o proveeduría para comprar alimentos o bebidas.

En el lugar se suele encontrar grupos que hacen rappel, mientras que otros prefieren refrescarse a la orilla del arroyo El Saladillo.

Powered by Wikiloc

Comentarios