Los cráteres se adueñan de la 338

17 Abr 2017

Un lector envió ayer al servicio de LA GACETA en WhatsApp una serie de fotos sobre “el catástrófico estado de la ruta 338”, en la recta que va desde San Pablo hasta que comienza la trepada a Villa Nougués. El vecino puntualiza que retrató “un rosario de cráteres”, entre los cuales identificó baches profundos, baches mellizos y baches consecutivos. “Esta es la ruta que lleva al promocionado ‘Circuito Chico’ durante el domingo de Pascua del fin de semana largo. ¿Qué mensaje le estamos dando a los visitantes”, inquirió. Hizo hincapié, además, en que tomó las imágenes durante la siesta de ayer y que en todo momento encontró automóviles y motocicletas circulando por la zona, además de peatones que usan las banquinas de ese sector como pista de salud. “Cualquiera de estos pozos puede hacer que se pierda el control del vehículo y desatar una tragedia”, alertó.

Paisaje de mugre permanente en el pasaje Díaz Vélez

“La primera cuadra del pasaje Díaz Vélez, cerca de la Terminal de Ómnibus y frente a la Dirección de Catastro, todos los días presenta una situación vergonzosa”, se queja una vecina de la zona. “Los vendedores ambulantes lo llenan todo de basura y la suciedad permanece a la vista de todos, a plena luz del día, en pleno centro. Todos los días pasan por allí incontable cantidad de colectivos de larga distancia. ¿Qué dirán los compatriotas de otras provincias sobre la mugre tucumana?”, se pregunta la lectora, en el mensaje enviado al servicio de LA GACETA en WhatsApp. “Ni hablar de cómo se encuentra el tramo de Charcas, que vendría a ser la continuación de Crisóstomo Álvarez: otro basural, agravado por la presencia constante de agua estancada. Hace más de un año que vivo acá y es siempre lo mismo. La Municipalidad de San Miguel de Tucumán no se hace cargo y hay mucha gente que, con su proceder, deja mucho que desear”, asevera la lectora, con enfado. Sugiere que, de manera urgente, se coloquen dos contenedores para residuos, uno en cada extremo del pasaje Díaz Vélez.

Piden banquinas para caminar por Jujuy al 4.800

Una vecina de Jujuy al 4.800 apela a las autoridades de la Provincia y de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán para que se dé una solución a un problema de circulación que enfrentan los transeúntes en esa zona. “En la bajada del puente del Canal Sur no hay banquinas. Esta situación resulta muy riesgosa para la gente que no tiene más remedio que caminar por allí, porque los vehículos, incluyendo camiones de gran porte, circulan por la zona y le pasan muy cerca a los peatones”, describió. “Por favor, pido a los gobernantes que tomen en serio este reclamo. Es muy necesario que se dé una solución cuanto antes. Esto es muy importantes para una enorme cantidad de mamás que llevamos todos los días a nuestros hijos a la escuela. Nos hacen mucha falta esas banquinas para que nosotras, y nuestros niños, podamos transitar sin miedo”, clamó la lectora.

Reclaman limpieza en la esquina de México y Viamonte

La apertura de la calle México significó, hace un par de años, dotar a San Miguel de Tucumán de una vía rápida para atravesar la capital provincial desde el norte, en sentido este - oeste, sin tener que llegar hasta las avenidas céntricas, siempre congestionadas por el tráfico. Ahora, una lectora del oeste de la ciudad, advierte que no son los conductores sino los vecinos de esa arteria los que necesitan de la atención de las autoridades de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán. “Por favor, corten los pastos en la esquina de México y Viamonte. Además de las malezas, en esa esquina arrojan mucha basura, así que se ha formado un foco infeccioso en el que proliferan las ratas”, denunció.

Crónico problema de aguas negras en Rivadavia 1.500

Entre indignado y preocupado, un vecino de Rivadavia al 1.550 de San Miguel de Tucumán advierte que la cuneta de esa calle se ha convertido, acabadamente, en un canal de líquidos cloacales a cielo abierto. “Las aguas negras fluyen continuamente. El mal olor es insoportable”, afirma el lector. Agrega que es tan crónico el problema que sobre el pavimento ya se ha formado un musgo verdoso y resbaladizo, “lo que torna la situación todavía más riesgosa”. Clama por una urgente solución.

Proponen reemplazar un contenedor por un refugio

“En la esquina de Mate de Luna y Libertad, frente al Parque Avellaneda, hay una parada de colectivos, pero si una estructura techada para que los pasajeros se protejan de la lluvia. En su lugar hay un contenedor de residuos. ¿No seria mejor que al contenedor le den otra ubicacion y que se construya en el sitio un refugio?”, planteó un lector.

Comentarios