Máximo y Florencia Kirchner apelaron sus procesamientos en la causa "Los Sauces"

Sus abogados defensores consideran que no existen pruebas que demuestren que hayan cometido delito alguno.

10 Abr 2017
1

FLORENCIA Y MÁXIMO KIRCHNER. FOTO TOMADA DE AMBITO.COM

BUENOS AIRES.- La defensa de Máximo y Florencia Kirchner, hijos de la ex presidenta Cristina Fernández, apeló hoy por falta de "toda seriedad jurídica" sus procesamientos y embargos en la causa "Los Sauces", que les dictó el juez federal Claudio Bonadio, informaron fuentes judiciales.

"La instrucción de esta causa resultó ser un mero montaje judicial para lograr alto impacto mediático que inevitablemente iba a concluir como se había planificado previamente: con el dictado de un procesamiento", señalaron en el escrito que presentaron los abogados defensores Carlos Beraldi y Ari Llernovoy.

Ambos afirmaron que "las diligencias probatorias" acreditaron "de manera convergente y unívoca" que en este caso "no ha existido delito alguno" pues "todos los inmuebles que componen el patrimonio de Los Sauces se encuentran declarados ante los organismos de contralor pertinentes según la normativa contable vigente".

En ese sentido, cuestionaron "la difusión masiva de datos falsos para impactar negativamente y generar en la opinión pública la sensación de hechos ilícitos que jamás existieron" y argumentaron que ello "fue una constante en todo el desarrollo de este armado judicial", indicó la agencia Dpa. "El fallo carece de toda seriedad jurídica", subrayaron.

Además de Máximo y Florencia, la apelación presentada al juez Bonadio comprendió a Romina Mercado -prima de ambos e hija de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner- y a Víctor Alejandro Manzanares, contador de "Los Sauces SA". 

Bonadio los había procesado el 3 de abril último al considerar que la ex mandataria y sus hijos habían encabezado una banda para lavar dinero a través de los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, a los que los beneficiaba con obra pública y concesiones y fueron procesados como "organizadores" de la supuesta asociación ilegal.

La ex Presidenta ya había presentado su propia apelación al procesamiento, que incluía embargo por $ 130 millones y la prohibición de salir del país, y ahora sus hijos han seguido sus casos con la intención de que la decisión de Bonadio sea revocada por la Sala II de la Cámara Federal. Bonadio también había dictado embargos para Máximo, en $ 130 millones, y a Florencia Kirchner, en $ 100 millones.

Comentarios