Nocioni se retira, pero antes quiere sumar más títulos

05 Abr 2017
1

ÍDOLO. “Eres una de nuestras leyendas”, le dijo ayer Florentino Pérez a Andrés Nocioni. reuters

MADRID.- “Ojo que todavía quiero ganar aún la Euroliga y la Liga (ACB)”, advirtió Andrés Nocioni al despedirse oficialmente en el Santiago Bernabeu. El alero de Real Madrid, campeón olímpico con el seleccionado argentino, anunció su retiro de la actividad profesional, una vez que la entidad “merengue” concluya sus respectivas temporadas en la Euroliga y en el torneo español pero fiel a su estilo quiere hacerlo ganando título.

“Eres una de nuestras leyendas y no lo vamos a olvidar nunca. Esta será siempre tu casa. Formas parte de un equipo inolvidable y único. No rendirte jamás y darlo todo. Tenías que haber llegado antes a Real Madrid, como muchas veces te he dicho”, dijo Florentino Pérez, presidente del club.

“Para el jugador que se siente vacío es mucho más fácil despedirse. La verdad que dejé todo”, expresó el carismático alero que integró el seleccionado argentino campeón olímpico en Atenas 2004 y medalla de bronce en Beijing 2008. “Quedan dos meses y aún tengo ganas de ganar. Sería muy bonito volver a levantar una Liga y una Euroliga, pero no por agrandar mi palmarés, sino por el equipo”, manifestó.

Nocioni hizo un repaso de los 20 años de carrera y resaltó sentirse “un producto de la Liga Nacional” argentina. Allí jugó con la camiseta de Racing (1995-1996), Olimpia de Venado Tuerto (1996-1997), Independiente de General Pico (1997-1999) y Peñarol de Mar del Plata (2011). “Soy una persona agradecida a la Liga Nacional: me permitió concretar el sueño de jugar en Europa”, resaltó “Chapu”.

En España, el santafesino vivió buena parte de la gloria deportiva, al conquistar títulos con Tau Cerámica (3) y Real Madrid (8), en diferentes períodos. Pero, sin lugar a dudas, Nocioni se sintió marcado por todos los ciclos que atravesó en el antes Tau Cerámica, hoy Laboral Baskonia. “Gracias a Baskonia encontré todo mi carácter. Les agradezco por darme esa madurez”, reconoció el ex jugador de Chicago Bulls, Sacramento y Philadelphia.

Luego, recordó con emoción y humor: “La foto con la Generación Dorada en el podio de los Juegos de Atenas 2004, con esa medalla de oro colgada en el pecho. Esa es la foto de una carrera... salvo que seas Michael Phelps y tengas muchas”. (Télam-DPA)

Comentarios