Cagna lamentó el resultado y la manera de jugar

1

“TURBO” DESACTIVADO. Gonzalo Rodríguez, que intenta superar a Cardozo, se mostró errático en la tarde de Mataderos. El delantero no pudo desequilibrar nunca y San Martín lo pagó demasiado caro. matías napoli escalero (especial para la gaceta)

El entrenador "Santo" apuntó a la irregularidad mostrada por el equipo durante los 90 minutos. Estadísticas.

21 Mar 2017

Por un punto, fuera de la Copa Argentina. Peor imposible para San Martín, no solo por la pérdida que supone en lo deportivo quedar fuera de ese lucrativo certamen, sino también por el perjuicio económico que sufrirá el club. En definitiva, no fue tanto la victoria de Santamarina sobre Atlético Paraná por la noche la que sentenció la suerte del “Santo”, sino su propia inoperancia para cosechar al menos un empate por la tarde frente a Nueva Chicago, cuando tras dominar durante el primer tiempo defeccionó en el segundo y terminó con las manos absolutamente vacías. Algo parecido había pasado la semana pasada frente a Douglas Haig, en Pergamino, con el atenuante de las expulsiones que lo dejaron con nueve.

“No podemos estar dependiendo de otro resultado, era nuestra obligación resolver la clasificación en el partido ante Chicago”, reconoció Diego Cagna a LG Deportiva apenas sellada la derrota 1-0 en Mataderos, en relación a la chance perdida de ingresar a la Copa Argentina.

El entrenador “santo” no ocultó su malestar por la forma en que se dio la caída ante el “Torito”. “No se entiende cómo puede cambiar tanto un equipo de un tiempo a otro”, disparó mientras sus jugadores enfilaban hacia el micro en silencio y con rostros sombríos.

“Hay que analizar, hay que ver el partido, hablar con ellos, no es normal que un equipo cambie tanto de un tiempo a otro”, insistió Cagna sin disimular su molestia por el bajo rendimiento de San Martín en el complemento, cuando “desapareció” de un partido que en el primer tiempo estuvo al alcance de su mano.



Ante la pregunta de LG Deportiva sobre si se iba más preocupado que tras la derrota de la semana pasada en Pergamino, Cagna respondió: “en el entretiempo te vas bien al vestuario; después del partido, lógicamente te vas preocupado porque no entendés cómo puede cambiar tanto un equipo de un tiempo a otro. Hay que analizar bien los motivos, determinar qué es lo que pasó. No es normal que suceda algo así porque fueron dos equipos completamente distintos, es un poquito también lo que nos pasaba el semestre anterior: muchos altibajos. Si seguimos así vamos a estar deambulando por la mitad de la tabla. Tenemos que ser más regulares”, indicó.

El técnico también se refirió a las falencias de San Martín en un primer tiempo que dominó en cuanto a la posesión de pelota y al territorio en el campo. “Ellos, al no tener la pelota, se metieron atrás y es difícil tener profundidad. Nos faltó decidión en los últimos metros. Hay que trabajar para tener variantes cuando el rival se mete atrás”, indicó.

Cagna dispuso dos variantes simultáneas poco antes de cumplirse la hora de juego, cuando todavía el marcador estaba en cero. Diego Bucci por Sergio Viturro y Víctor Rodríguez por Juan Galeano, pero como el mismo entrenador reconoció, los cambios no dieron el resultado deseado. “Con ‘Vitín’ buscamos que rompa por afuera con su velocidad, porque las veces que habíamos lastimado lo habíamos hecho por afuera, pero no pudo hacerlo. Y Diego en un principio iba a jugar en el medio con César (Abregú) y Matías (García) debía hacerlo por afuera, para intentar lo mismo que en la otra banda. Pero como Diego estaba impreciso al final lo mandamos a él por afuera. Tiró una pared en una llegada que tuvimos, pero después tampoco hizo bien las cosas”, concluyó.

Comentarios