El Conicet jerarquiza su área de transferencia tecnológica

18 Mar 2017
1

DESAFÍO. En esta etapa, Ceccatto fomenta el compromiso privado.

El 1 de marzo el Conicet lanzó su convocatoria anual para el ingreso a la Carrera del Investigador con dos novedades que generaron polémica. Primero, el cupo se redujo a la mitad respecto de años anteriores: 450 serán los investigadores que se sumen el año que viene al organismo científico, además de las vacantes que pudieran producirse con las jubilaciones de 2017. La segunda novedad es que la mitad de esos ingresos estará destinada a lo que el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva define como “temas estratégicos”: en pocas palabras, al conocimiento que aporte de manera concreta a mejorar el sistema productivo del país (agroindustria, energía, salud, ambiente y tecnología como grandes áreas de investigación).

Esas áreas fueron definidas en el Plan Argentina Innovadora 2020, hace exactamente cuatro años. “Lo que no se había hecho es tomar medidas proactivas desde el Conicet para implementar ese plan. Estaban las ideas, pero no la ejecución”, explica el presidente del organismo científico, Alejandro Ceccatto, durante su visita a Tucumán.

Mientras el Conicet navega entre la tormenta de críticas por esta decisión de achicar la convocatoria y de dar prioridad a ciertos temas, hay otros desafíos en marcha: que el sector privado se comprometa en la investigación científica (que no sea únicamente una tarea del Estado) y que la transferencia tecnológica desde los polos de investigación hacia los polos productivos efectivamente se concrete.

En este último sentido, afirma Ceccatto, se están llevando a cabo reuniones con empresas, casi una por una, para que capten recursos humanos vinculados a la investigación e innovación. “Pero hay algo más, que puede sonar a simbólico pero que es todo un gesto. En poco tiempo más vamos a recibir la disposición administrativa del Ministerio de Modernización para cambiar la estructura interna de Conicet y elevar al rango de gerencia la Dirección de Vinculación Tecnológica, que será la séptima gerencia del Consejo. Es un gesto que implica que la transferencia de tecnología pasa a tener el mismo nivel estratégico que las áreas históricas como RR.HH. o administración”, explicó.

Comentarios