Prueba y error: Macri está cada vez más expuesto a la crítica

Al Gobierno se le acabó el período de “luna de miel” y el efecto de la “herencia recibida”.

19 Feb 2017
1

MAURICIO MACRI. El presidente, durante la conferencia de prensa en la que dio marcha atrás con el acuerdo del correo y el aumento de las jubilaciones. DYN

Por Rosendo Fraga - Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría

La toma de decisiones por “prueba y error” por parte del Gobierno nacional no es una estrategia, sino una consecuencia de “errores de cálculo”. A dos días de asumir como Presidente, el 10 de diciembre de 2015, Mauricio Macri cometió un grave error no sólo político, sino también institucional: pretender cubrir dos vacantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación por decreto, sin el acuerdo requerido del Senado.

Rápidamente, el jefe de Estado retrocedió, evitando el costo que hubiera tenido de insistir con la iniciativa. Catorce meses después, el 17 de febrero, en un mismo día adopta la misma actitud política, al anunciar que retrocede en el acuerdo del Estado argentino con una de una empresa que perteneció a su padre (Franco Macri) primero, a él después y a sus hijos ahora; tambiénm al dejar sin efecto el cambio de cálculo del aumento de las jubilaciones, que implicaba una leve disminución respecto del ajuste anterior. Y el mismo día, el Ministerio de Trabajo terminó aceptando el 24% de aumento para el sector bancario, que había desconocido el gobierno desde diciembre, al estar por encima de la inflación prevista para este año.

En todos los casos, no se trata de sondeos para ver si hay reacción. La realidad es que son “errores de cálculo” al no prever las consecuencias políticas, sociales y económicas que determinadas decisiones pueden tener. Al hacerse efectivo el costo, es cuando el gobierno retrocede.

El problema es que en catorce meses la situación ha cambiado, ya que en diciembre de 2015 el gobierno al retroceder neutralizaba costos y ahora sólo reduce daños. Se ha terminado el período que suele denominarse “luna de miel”, que coincide generalmente con el primer año de gobierno. Es un período en el cual la gente ve al gobierno con esperanza, benevolencia y paciencia.

Al terminar ese período, se debilita también el efecto del argumento de la “herencia recibida” del gobierno anterior, ya que esta administración ya ha estado más de un año en el poder. A ello se agrega que en el primer año al gobierno no le fue bien en lo económico, al caer el Producto Bruto Interno (PBI) cerca del 2,5% y empeorar los indicadores sociales. Estos tres factores hacen que la opinión pública se haya tornado más crítica, más escéptica, menos tolerante y más impaciente.

Retroceder en una medida errada 14 meses atrás, era considerado un acierto del gobierno, que sabía rectificar errores y escuchar. Ahora en cambio, se cuestiona la supuesta falta de experiencia o capacidad de gobernar, por las reiteradas rectificaciones de medidas erróneas. Pero el caso del correo, afecta al gobierno en lo ético, que es una de sus ventajas políticas más importantes respecto al Kirchnerismo. Es posible que la detención del último jefe del Ejército de Cristina Fernández de Kirchner (César Milani), por una causa de derechos humanos,- también la tiene por enriquecimiento ilícito,- haya sido precipitada por el oficialismo, para neutralizar los efectos mediáticos de la controversia por el correo. Pero de ser así, este caso no será útil para neutralizarla más allá del fin de semana.


Idas y vueltas

Jueces: designaciones por decreto

La gestión inauguró su período con una polémica decisión: el presidente Mauricio Macri promovió, por decreto, la designación de dos juristas como miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Los nombramientos de Carlos Rosenkrantz y de Horacio Rosatti para el máximo tribunal levantaron críticas airadas desde el Congreso Nacional. Oficialistas y opositores sugirieron, en aquel momento, que la Casa Rosada cumpliera los pasos formales. De esa manera, el Poder Ejecutivo envió al Parlamento los pliegos de los propuestos, con el fin que, en ese ámbito, se ventilen apoyos y cuestionamientos para los juristas nominados. Otro avance sobre el Poder Judicial fue el intento de frenar la continuidad de Elena Highton de Nolasco como integrante de la Corte, por una cuestión de edad (75 años). La misma Justicia aceptó un amparo de Highton, que no fue apelado por el Ejecutivo.

Tarifas: sin gradualismo para los reajustes

El bolsillo es lo más sensible para cualquier persona. Mucho más cuando los incrementos de precios son más pronunciados que los aumentos de salarios. Las subas en las tarifas de los servicios públicos privatizados fue una de las medidas más resistidas por la sociedad en su conjunto. El Gobierno intentó subir la luz y el gas, hasta un tope de 400%, pero fue resistido por los usuarios, que formularon planteos judiciales frente a esa medida. Finalmente, el Gobierno readecuó los incrementos. En el caso del servicio eléctrico, recientemente el ministro de Energía Juan José Aranguren avaló un incremento del 60%, en promedio, a aplicarse entre este mes y el próximo. Paralelamente, Aranguren avaló el reajuste en el valor del combustible que, este año, ya se incrementó en torno de un 8% y se prevé que haya otro aumento en abril próximo, según anticipó el ministro.

Feriados: una fecha para la memoria que no fue trasladada

Como una manera de alentar el turismo, los sucesivos gobiernos instrumentaron los feriados prolongados, con fines de semana largo. La gestión de Macri, en ese aspecto, eliminó los feriados “puente”, pero estableció que más fechas conmemorativas sean “movibles”. En ese marco, tanto el 24 de marzo (Día de la Memoria) como el 2 de abril (de la Soberanía sobre las islas Malvinas) caían dentro de lo previsto en el decreto de necesidad y urgencia firmado por el presidente. La decisión causó reacciones y polémicas entre los organismos de derechos humanos, los gremios y los partidos de la oposición. Finalmente, el Ejecutivo volvió sobre sus pasos a través de otro decreto presidencial que estableció, otra vez, la inamovilidad de las conmemoraciones, negando que haya querido “desconocer el valor histórico de esas fechas”.

ART: dnu sin sesiones extraordinarias

El Gobierno impulsó una reforma del régimen de Aseguradoras de Riesgo de Trabajo, proponiendo que ante un accidente o una enfermedad laboral, iba a ser obligatorio recurrir a una Comisión Médica que evalúe el caso, antes de iniciar un reclamo judicial. En diciembre, este proyecto recibió media sanción en el Senado. A pesar de ello, en enero, el Presidente intentó saltear la instancia parlamentaria y aprobar la reforma mediante un DNU. Esto resonó con fuerza en el Congreso, y varios miembros del Parlamento reprocharon que Macri haya recurrido a un decreto en lugar de convocar a sesiones extraordinarias. Por eso, ante el probable rechazo de la oposición al DNU, el oficialismo cambió su postura y llevó el proyecto a la Cámara de Diputados. Esta decisión fue interpretada como un guiño por parte del Frente Renovador y el Bloque Justicialista, que le dieron los votos para la aprobación de la reforma.

Correo: “a fojas cero”

El presidente Mauricio Macri anunció esta semana que el Gobierno irá a la Justicia para que “vuelva a foja cero” el acuerdo entre el Estado y la empresa Correo Argentino, que integraba el Grupo Socma, perteneciente a su familia. “Si me equivoco doy una paso atrás y me corrijo”, expresó. El martes, Macri fue imputado penalmente por el fiscal Juan Pedro Zoni por el acuerdo. Antes, Gabriela Boquín, fiscal general ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, había rechazado el acuerdo entre las partes y lo calificó de “abusivo” al favorecer a la ex concesionaria con una quita de 70.000 millones de pesos a 2033. El acuerdo original, según trascendió, establecía el pago de la empresa concursada al Estado de 296 millones de pesos, que el ministro de comunicaciones, Oscar Aguad, aclaró que serán “600 millones (...) porque el Estado cobra en quince cuotas el 100% del capital con un interés del 7%”.

Jubilaciones: recorte a la suba de los haberes


Esta semana se conoció que la Anses modificó la fórmula de cálculo de haberes jubilatorios, lo que derivaba en un aumento menor al previsto (la mínima quedaba en $ 6377, en lugar de $ 6394). En ese momento, Diputados debatía la reforma de ley de Aseguradoras de Riegos de Trabajo (ART). Al enterarse del anuncio, diputados oficialistas se mostraron sorprendidos, e incluso, la aliada política del PRO, Elisa Carrió, amenazó con dejar Cambiemos si el Presidente no reveía la medida. Un día después, tras críticas por parte de la oposición y del propio oficialismo, el Gobierno dio marcha atrás. Durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada, Macri aclaró que “la resolución del aumento jubilatorio anunciada se anuló y se liquidará como siempre”, justificando que el cambio en los haberes había tenido que ver con un tecnicismo matemático.

Comentarios