Un duelo entre militares

El encuentro fue en el “Campo Independencia”

17 Feb 2017 3 18
1

JULIO GARCÍA FERNÄNDEZ. Aparece al centro, ya con grado de mayor, uno de los oficiales duelistas de 1916

Algunas veces hemos apuntado la frecuencia con que se realizaban duelos en el viejo Tucumán. Cuando el lance era a pistola, por regla general nadie resultaba herido. Y si era a sable, podía terminar con algún tajo, pero nada de importancia. Las actas se publicaban en los diarios.

Tuvo especial repercusión, en 1916, un duelo entre militares. El 23 de agosto, en el denominado “Campo Independencia”, se batieron el teniente 1° Julio García Fernández y el teniente Valentín Campero, de la guarnición de Tucumán. Los capitanes Ramón Martínez Piñón y Carmelo Beaus apadrinaban al primero, y los tenientes Manuel M. Savio y Benjamín Matienzo, futuro mártir de la aviación, al segundo. Los médicos eran los doctores Ventura Robledo y José Olmos. Según el acta publicada en LA GACETA, Matienzo -designado director del duelo- procedió a cargar las armas elegidas, que eran revólveres, esto además de proponer, sin éxito, una reconciliación a los protagonistas.

Delimitados los 35 pasos de rigor, dio comienzo el duelo, con una palmada de Matienzo y la orden de “fuego”. Disparó García Fernández su arma, “fallando la bala del teniente Campero a pesar de haber sido rastrillada”. Los revólveres se cargaron de nuevo. Ambos volvieron a tirar, sin registrarse heridas. El mismo resultado tuvo una tercera vez.

Expresa el acta: “Después de haber pedido los testigos una reconciliación, acto seguido a la reparación por las armas (que en un alto nivel de honor expresaron los contendientes en todo momento), el teniente 1° García Fernández expresó no haber meditado mucho en su actitud primera, y el teniente Campero estar ya satisfecho. Y no teniendo o guardado ningún rencor o encono de parte de los contendientes, y en un espontáneo impulso de parte de ambos, se dieron la mano y en seguida un abrazo conciliador”.

3 Comentarios

Comentarios 3

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte

Más recientes

pmsovadw #1 17 Feb 2017 13:44 Hs

Muy interesante la informacion. Aunque no entiendo lo de que "por regla general,nadie resultaba herido." Entonces,si no habia conciliacion, como en este caso, ¿como se declaraba al vencedor,y para que servia el duelo?

Rafael Méndez19 Feb 2017 17:08 Hs

Vamos que, muchas veces se fallaba a posta el tiro y los contendientes solían conformarse con el mismo acto del duelo.

Rafael Méndez19 Feb 2017 17:00 Hs

Generalmente había conciliación y los duelos se resolvían como mucho a "primera sangre" pues el objetivo normalmente era la reparación del honor por la ofensa recibida y eso, se conseguía con el simple hecho del duelo. La ofensa debía ser muy grave para llegar a nivel de muerte. Salu2.