"Armando Pérez no estaba preparado para conducir el fútbol argentino", dijo Gámez

El presidente de Vélez le apuntó de lleno al conductor de la Comisión Normalizadora de la AFA e insistió que un estado de crisis como el actual. el fútbol no puede empezar.

11 Ene 2017 1 35
1

RAÚL GÁMEZ (TYC SPORTS)

BUENOS AIRES.- El presidente de Vélez, Raúl Gámez, aseguró que el titular de Belgrano y de la comisión normalizadora de la AFA, Armando Pérez, no estaba en condiciones de mandar el dramático fútbol nacional.

"Armando Pérez no estaba preparado para conducir el fútbol argentino, Medín (Javier, vicepresidente de la comisión) no es hombre del fútbol. Los que tienen que manejar el fútbol son los clubes", sostuvo Gámez antes de entrar a la reunión de dirigentes de primera división.

Gámez volvió a cargar contra la comisión y sostuvo: "me gustaría seguir luchando por poner mejor a los clubes, me decepcionó la integración de la comisión normalizadora".

Al ser consultado sobre la situación del fútbol argentino expresó: "así como están dadas las cosas no empieza el campeonato, prometieron 350 millones de pesos y no cumplieron, nos llevaron por un camino perverso, muchos empleados de los clubes van a perder sus trabajos. A las reuniones las tenemos que hacer entre todos, sin egoísmos. Sería lo mejor para la AFA" concluyó el dirigente. (Télam-Especial)

1 Comentarios

Comentarios 1

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte

Más recientes

Raul Bellmonte #1 12 Ene 2017 00:49 Hs

.."así como están dadas las cosas no empieza el campeonato, prometieron 350 millones de pesos y no cumplieron, nos llevaron por un camino perverso". Mas perverso fue pagar los negociados de AFA y los clubes durante 7 años con fulbito pa todos pagados con dinero de nuestros impuestos y la plata del ANSES, dinero de nuestros viejos. Si no pueden empezar, a volver con el viejo metropolitano y aquí con la Liga hasta que la cosa mejore. Si no les va, mal hoyo; en toda crisis hay oportunidad, tal vez desde el llano se depure la dirigencia chupasangre que solo ve en el fútbol un negocio cuyos dividendos son solo para sus bolsillos.