“Cuando el poderoso acosa, pierden todos”

La actriz Meryl Streep hizo un alegato político contra Trump. El presidente electo desvalorizó los pergaminos de la artista y la acusó de ser una lacaya de Hillary Clinton.

10 Ene 2017
1

LOS ANGELES.- Meryl Streep ha estado nominada para un Globo de Oro en 30 ocasiones. En ocho lo ganó. Además se hizo con tres Oscar en las 19 ocasiones que estuvo nominada. Esta actriz de 67 años, una de las grandes de su generación, está considerada desde hace tiempo como la portavoz y todo un referente moral en Hollywood. Y en nombre de esa industria, la del cine, se ha enfrascado en una lucha con Donald Trump, a menos de dos semanas de que el multimillonario y político republicano asuma como presidente de EEUU. El propio Trump no pudo contenerse y se despachó a través de su medio favorito, Twitter, contra la artista.

El domingo, en la entre de los Globos de Oro, se vio a una Meryl Streep tenaz, como siempre ha sido en sus mejores papeles. Pero en lugar de ofrecer unas palabras de agradecimiento por el galardón, la actriz brindó un sentido alegato contra el futuro mandatario.

Durante la ceremonia, Streep alertó sobre las consecuencias del comportamiento de Trump y sostuvo que la escena más impresionante no la había visto en una película, sino cuando el futuro presidente se burló durante la campaña electoral de un periodista discapacitado imitando sin gracia sus movimientos. “Eso me rompió el corazón. Todavía no puedo sacármelo de la cabeza porque no era una película. Era la vida real”, remarcó.

“Ese instinto de humillar, cuando está modelado por alguien en la plataforma pública, por alguien poderoso, se filtra dentro de la vida de todo mundo, porque como que da permiso para que otra gente haga lo mismo”, explicó. “La falta de respeto invita también a la falta de respeto. La violencia incita a la violencia y cuando los poderosos usan su posición para acosar a otros, perdemos todos”, agregó la actriz, una reconocida defensora del partido Demócrata.

Durante casi seis minutos Streep habló de forma tranquila pero consciente de la advertencia que estaba lanzando. Algunas de las celebridades en la sala estaban al borde de las lágrimas. Streep subrayó: “ustedes en la sala pertenecen a los sectores más vilipendiados de la sociedad norteamericana ahora. Piénselo: Hollywood, extranjeros y la prensa”. “Hollywood -agregó- está repleto de extranjeros e intrusos. Y si los expulsamos a todos, no quedará nada que poder ver a excepción del fútbol americano y las artes marciales, que no son arte”.

Réplica

Trump, conocido por su facilidad para replicar en Twitter, no quiso hacerse esperar. El político, que el 20 de enero asumirá como presidente, dijo que Streep era una de las actrices más “sobrevaloradas” en Hollywood, toda una arriesgada afirmación si se tienen en cuenta los numerosos premios y la considerable carrera que ha desarrollado durante más de cuatro décadas.

En una entrevista telefónica con el diario The New York Times, Trump, que aclaró que no vio la transmisión de los premios, dijo que no le sorprendían críticas como las de la actriz, a la que llamó “Hillary lover” y recordó que ya en el pasado ha sido atacado por la “gente liberal del cine”.

Streep es una “lacaya” de Hillary Clinton, que “perdió a lo grande”, añadió en referencia a su rival demócrata en las presidenciales. El mandatario electo negó además haberse mofado del periodista discapacitado cuando en noviembre de 2015 lo imitó. “Nunca hice mofa de un reportero discapacitado (nunca lo haría)”, escribió Trump rechazando las acusaciones. El multimillonario convertido en político aseguró que sólo quiso mostrar de qué modo se rebajó Kovaleski por cambiar una nota de hace 16 años escrita por él mismo con el único objetivo de hacerlo quedar mal. (DPA)

Comentarios