Pablo Iván Ríos obtuvo el segundo premio en París

El artista tucumano recibirá hoy la Medalla de Plata del Salón de Bellas Artes de Francia, donde hace un año logró el bronce. Expone cuatro trabajos en el Louvre.

10 Dic 2016
El artista plástico tucumano Pablo Iván Ríos fue galardonado ayer con la medalla de plata en la disciplina Pintura en el Salón de Bellas Artes que organiza anualmente la Sociedad Nacional de Bellas Artes de Francia. De este modo, a los 46 años potencia su proyección internacional en una de los certámenes más exigentes del mundo.

“Este segundo premio te da chapa y honor. El reconocimiento en Francia es mayúsculo, te abre puertas y te da un plus en la consideración de ser artista”, le dijo a LA GACETA desde París, en un aparte entre los llamados de amigos y familiares para felicitarlo.
  
La exposición de las obras llegadas de todo el planeta en competencia se realiza en el Salón del Carrousel del Museo del Louvre, donde hoy se realizará la ceremonia de premiación, y estarán exhibidas hasta mañana.

De ellas, cuatro pertenecen a Ríos. “Las envié y las aceptaron a todas; es un caso excepcional que expongan tantas de un mismo autor. Me explicaron que se lo premia al artista en general por su trabajo, y no a un cuadro en especial”, precisó, aunque la leyenda “Médaille d’Argent” fue puesta por el jurado bajo la pintura “Un sueño de islas y campanas”. También exhibe “Eliminatorias sudamericanas”; “América on line” y “Ángeles y panteras”.

Ya el año pasado, el pintor había obtenido la medalla de bronce en la misma convocatoria. “Somos millones. Y estamos hartos”, una de sus creaciones, fue adquirida recientemente por el Gobierno de la Provincia para despachos oficiales. Desde 2010, ha ganado distintos premios en salones locales y nacionales, entre los que se destacan el primer lugar en el Salón Bicentenario de la Batalla de Tucumán. Tiene una conocida línea de trabajo sobre autos y colectivos clásicos de los 60 y del 70, y otra con referencias a personajes de la Guerra de las Galaxias.

El reconocimiento no lo alejará de la provincia, según aclara, más allá de las propuestas de los galeristas franceses para que exponga en suelo galo. “Mi compromiso es con el trabajo y no requiere que me vaya de donde estoy, no pasa por mi cabeza irme, amo mi provincia, mi cultura y mi sociedad, y soy un producto de ellas. Aprendí muchísimo del ambiente plástico de Tucumán, soy agradecido y disfruto mucho de la amistad con otros artistas locales. La Facultad de Artes de la UNT me dio mucho en mi formación; sin ella no hubiese llegado a ningún lado y con ella puedo hablar de igual a igual con quien sea. En el aspecto económico nos manejamos muy bien, desde donde pudimos saltar a Europa y ahora tengo propuestas de llevar mi obra a Norteamérica”, afirma.

Comentarios