DEBATE PARLAMENTARIO

Impuesto a las Ganancias: habrá deducciones por alquileres y por cónyuge

Cambiemos modificó el texto original incorporando un impuesto al juego, pero no consiguió apoyo opositor. También se subió el monto mínimo para los monotributistas. El oficialismo confirmó cambios en el proyecto de reforma del tributo; dio dictamen favorable, pero continuarán las negociaciones.
Compartir
LAS RAZONES. Luciano Laspina explicó los cambios introducidos al proyecto.

BUENOS AIRES.- El oficialismo de la Cámara de Diputados consiguió ayer dictamen de mayoría sobre el proyecto de modificación del impuesto a las Ganancias, al imponerse con el número de firmas a otros cuatro despachos emitidos por la oposición. Por esa razón, el tema quedó en condiciones de ser debatido el martes por el plenario de la Cámara.

Más allá de los cambios introducidos por Cambiemos al proyecto del Poder Ejecutivo, como gravar al sector del juego o permitir la deducción de alquileres, los opositores no sumaron el aval a ese texto.

Así, aunque el dictamen del oficialismo será el primero que se pondrá a consideración en la sesión del martes; desde la oposición anticiparon que, cuando la discusión llegue al recinto, sí se unirán en pos de algunos puntos centrales, como la cifra del mínimo no imponible.

Ese monto, que no es preciso porque depende de la situación de cada trabajador y las deducciones, para el oficialismo, con el aumento del 15%, estaría cercano a los $ 25.000, mientras que los principales bloques opositores proponen que sea de aproximadamente $ 48.000. Si bien aún quedan algunas horas para sumar adhesiones, sobre los 49 integrantes de la comisión de Presupuesto, hasta ahora el oficialismo consiguió 20 firmas; el Frente para la Victoria, 14; el Frente Renovador, junto al bloque Justicialista, el progresismo y aliados, 12; más los individuales del kirchnerista díscolo Carlos Heller y de la Izquierda.

Las reformas


Durante la reunión de ayer, el presidente de la comisión, el macrista Luciano Laspina, explicó los cambios que el oficialismo introducirá al proyecto, destacando que, para cubrir el gasto, se gravará parte de la actividad del Juego en lo referido a las apuestas y a las maquinas, una demanda de gran parte de la oposición que significaría un ingreso extra de $ 6.000 millones para el Estado.

Entre las modificaciones se subirá el monto a partir del cual pagan los monotribustas; la deducción de alquileres hasta en un 40% del monto pagado y hasta un total anual de $ 48.000.

Además incluyeron la liquidación de viáticos para algunas actividades específicas y mantuvieron la posibilidad de que se pueda deducir al cónyuge, que habían quitado en el proyecto original.

Laspina defendió el proyecto al afirmar que “es el mejor impuesto; el más progresivo y el menos distorsivo” y cuestionó a “los que mantuvieron el mínimo no imponible en $ 15.000 durante 12 años y ahora quieren que en un año se lo lleve a $ 60.000”.

En la continuidad de la crítica al kirchenerismo remarcó que “el decreto de 2013 -que fijo un corte nominal de quienes pagaban y quienes no- fue de una inequidad y desigualdad pocas veces vista” y que está “en los anales de las aberraciones jurídicas de la Argentina, violando el articulo 14 de la Constitución Nacional”.

Por el Frente Renovador, Marco Lavagna calificó como “buenas” a las modificaciones realizadas por le oficialismo en las últimas horas, aunque opinó que “se puede hacer un esfuerzo mayor”. También coincidió con el diputado de la Coalición Cívica Fernando Sánchez, en que hay que profundizar la discusión, en cuanto a política tributaria, para que “los que pagan, paguen menos y comiencen a pagar otros que no lo hacen”.

Recaudación en alza

Por otra parte, la recaudación impositiva de noviembre creció 40,8% en relación a igual mes del 2015, al sumar $ 182.272 millones impulsado por los ingresos tributarios provenientes del proceso de exteriorización de capitales y por impuestos relacionados con el comercio exterior.

Así lo reveló ayer el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, quien dijo que si bien los $ 182.272 millones de recaudación son una cifra récord, es difícil cotejarla con el resultado de igual período del año pasado. “Estaríamos hablando de dos macroeconomías distintas, y dos sistemas impositivos también diferentes”, remarcó.

Del monto total recaudado, $ 12.900 millones correspondieron a los ingresos por el “blanqueo” de capitales, sin los cuales el aumento hubiese sido del 30,8% interanual.

Abad remarcó que el Impuesto a las Ganancias registró un crecimiento de sólo 13% interanual, al sumar algo más de $ 35.700 millones, mientras que la cifra del año pasado fue $ 33.000 millones, de los cuales $ 5.235 millones figuraban “a cuenta” por la retención por la compra de dólares para ahorro o por viajes al exterior. (Télam-DyN)

Más como esto