Cartas de lectores

Compartir

Fidel Castro

El 30/11 por fin logré leer dos cartas redactadas con equilibrio y honestidad sobre la biografía del líder cubano Fidel Castro. Estemos o no con su ideología, no podemos negar que fue fiel a sus principios, como bien lo expresa el lector Carlos Drube; tampoco podemos olvidar que a fines de los años 60 y parte de los 70 nuestra generación de jóvenes idealistas, que hoy tratan de que no existan, participábamos activamente de un lado los que defendían las ideas de Fidel y del otro los que defendíamos la tercera posición del general Perón; no podemos negar, como lo expresa el lector Mirkin, que Castro se opuso a la revolución armada en Argentina y Bolivia. Pero lo que más celebro es que por fin encuentro dos seres humanos que no se alegran por la muerte de otro ser humano; yo cuando murieron Videla, Massera, Bussi, etcétera, no me alegré, ya que soy de formación y militancia católica.

Fernando Carlos Brunet

fernandobrunet55@hotmail.com


INSEGURIDAD (i)

Tucumán, más que otras provincias (por razones laborales viajo por todo el país), sufre la epidemia del robo con las consecuencias del estrés postraumático. En pleno San Miguel (zona sur –comisaría 2ª- parece zona liberada), donde sólo llega un policía al negocio para advertir que cierren las puertas porque en el bar de la esquina, a mano armada, robaron la caja y a los clientes que disfrutaban un café. Pero ya el día anterior y a 20 m del bar le sacan la notebook del auto a tres jovencitas que entraron a la mercería. El arrebato de celular está a la orden del día. Siempre se trata de dos masculinos jóvenes en una moto que impunemente crean el pánico y el trauma de víctimas que pierden los ingresos de un mes de trabajo. Quiero advertir sobre los lavaderos de autos en la vereda de la avenida Papa Francisco (que comienza en la estatua del caballo hasta antes de salir a la ruta 9 y a la autopista), el 13/10/16, casi esquina Octaviano Vera, una pareja de 24 años que lavaba mi auto frente a mis ojos, consigue hurtar mi cámara fotográfica Sony WX60 color blanco con todos los recuerdos de estos últimos dos años. No son precisamente las autoridades sanitarias quienes pueden detener esta epidemia. La principal responsable es la Justicia porque todos los delincuentes son reincidentes y si hay complicidad de la policía el segundo responsable es el Poder Ejecutivo. Parece el Lejano Oeste del “sálvese quien pueda” por la impunidad e impotencia de la ciudadanía honesta. Mientras tanto siguen las propuestas políticas y las nuevas coaliciones para las próximas elecciones. Con este clima de inseguridad y tan mala calidad de vida ¿cómo se esperan inversiones extranjeras?

Mario Bromber

bromber@ciudad.com.ar


INSEGURIDAD (II)

El voley esta de duelo. Una bala asesina se llevó la vida de un joven Andrés Castro, un chico lleno de ilusiones, que trabajaba estudiaba y jugaba al voleibol. El día ocupado. Sus aspiraciones eran muchas y para robarle una mochila le quitaron su bien más preciado, la vida. Un delincuente que que era su antítesis, una lacra de esta sociedad totalmente degradada y presa de una inseguridad que no conoce límites, geográficos, sociales y humanos Los responsables miran para otro lado, no proponen soluciones ni las intentan. la justicia que los suelta, y es laxa. todos estos elementos de mal vivir entran por una puerta y salen por la otra, mientras tanto una juventud sufre esta triste realidad, que nos llena de estupor.

Alfredo Atilio Cozzitorti

pichicozzitorti@hotmail.com


Denuncias de acoso

Ninguna trabajadora denuncia a su jefe alegremente, porque sí. Porque cuando una mujer denuncia a su jefe por acoso laboral y/o sexual, sabe que lo que sigue a continuación es la puesta en duda de su propia honestidad y honorabilidad. Y luego el castigo. Porque así es, porque así ha sido siempre. Probablemente desde que nació el patriarcado, hace milenios, la mujer es objeto de sospechas si no se somete al dominio varonil. Entonces hay que percibir que, si una mujer se atreve a denunciar, es porque el padecimiento ha sido realmente severo. ¡Y hay que darle la importancia que merece! En el caso de las empleadas de la UNT, no sólo una, sino varias, denuncian a su jefe por acosarlas laboral y sexualmente. Y, como era de esperar, ahora sufren una campaña de desprestigio interno. No las conozco, pero les creo, porque así ha sido siempre. Aconsejan que las trasladen, pero ¿por qué afectarlas a ellas? Por qué no a “él”? Basta ya de redoblar la victimización de las mujeres. Ahora que las mujeres, en Argentina y en el mundo, salen masivamente a exigir “¡basta de violencia!”, proliferan los discursos y talleres contra la violencia de género, por los derechos de las mujeres y los derechos humanos. Pues, ¡pónganlo en práctica! ¡Respeten y protejan a las mujeres que denuncian! Si alguien merece el desprestigio, no son ellas, sino el que acosa y quienes lo protegen, directa o indirectamente.

Lucía Cid Ferreira

lucidlopes@gmail.com


Armas

Todos los días asistimos a episodios de violencia de toda índole, material, cultural, etcétera. Los medios, en gran medida, se alimentan de la violencia como lo afirma Jesús Martín Barbero. Entre las preguntas que nos hacemos todos ante la ineficacia de las políticas públicas y las reacciones de la gente es qué hacemos con las armas. Ante mi asombro descubrí en un shoping de Yerba Buena un negocio de armas con su vidriera entre una vidriera de juguetes y otra de ropa. Esta contigüidad estremece. No estoy de acuerdo con la venta de armas en lo personal pero aunque se la permita no es necesario reglamentar su exhibición y los lugares donde debe hacerse. Totalmente inadecuado un espacio lleno de niños y jóvenes que llegan a naturalizar su uso y a perder la noción de peligro. Debe haber cierta mesura que no las convierta en habitual espectáculo.

Carmen Perilli

carmenperilli@hotmail.com


Escuela Técnica de Alberdi

Nos dirigimos por este espacio, al ministro de Educación, y a toda la comunidad, para manifestar que siendo miembros de la asociación cooperadora de la Escuela Técnica N° 1, de la ciudad de Juan Bautista Alberdi, brindamos nuestro total apoyo y desagravio a lo que consideramos un hecho de violencia y persecución laboral que sufre la directora de este establecimiento, ingeniera Mónica Fernández, la que junto a otro directivo es denunciada desde hace un año en forma constante por un abogado que no pertenece a la comunidad alberdiana, y mucho menos a la educativa. Desconocemos lo que motiva a este señor a realizar este tipo de ataques, no sólo contra nuestra directora sino también en forma implícita contra la escuela que elegimos para que nuestros hijos se formen. La realidad diaria de este establecimiento la vivimos nosotros y no este abogado que lo único que hace es mentir sobre la situación de la escuela, máxime cuando vive a 100 km de Alberdi. Pedimos al ministro y por su intermedio, a los diferentes niveles de jerarquía, respeto absoluto para nuestra escuela, porque los dichos de ese abogado no se reflejan en las tareas cotidianas puertas adentro de la institución, la que se afianza con un crecimiento continuo y de respeto en la comunidad alberdiana.

Walter Galleguillo y 12 firmas más

Calle 2 Casa 6

Barrio Virgen del Carmen

Juan Bautista Alberdi


Tala de árboles

Resulta inadmisible, inaceptable, incomprensible y hasta injusta ver la tala realizada por la Municipalidad de San Miguel de Tucumán en la vereda de avenida Mitre entre San Martín y Mendoza. Una hilera de tipas en buen estado, según muchos expertos, fue talada en forma desaprensiva y criminal. Matar un ser vivo que nos brinda miles de beneficios es un atentando a los sentidos, máxime la imagen dantesca que brinda ahora en la actualidad el lugar, perturba la mirada y cala hondo los sentimientos de toda una ciudadanía que mira desolada la pésima decisión tomada de matar a nuestros amigos los árboles. Por si no lo saben, son cientos de beneficios que recibimos de un solo ejemplar; principalmente combaten el cambio climático, máxime en una provincia como la nuestra con 50 grados de calor a la sombra; limpian el aire, proporcionan oxígeno -en un año, un acre de árboles adultos puede proporcionar oxígeno para 18 personas-;refrescan las calles de la ciudad, conservan la energía, ahorran agua, previenen la contaminación del agua; previenen a los rayos UV; ayudan a prevenir la erosión del terreno. Sanan, marcan las estaciones del año, proporcionan sus copas para la vida silvestre, aumentan el valor de la propiedad. aumenta la actividad comercial; sólo por especificar algunos beneficios; ahora con este desastre la zona se convertirá en una verdadera isla de calor. ¿Cómo podríamos llamar a esto? “Arboricidio”. El encargado del área podrá salir a contestar; ya todo es en vano, el daño ya está producido, las palabras no remedian lo que se hizo; esto es literalmente “cortar la rama en que estamos sostenidos”.

Pedro Martínez

Víctor Hugo Guardia

Concienciambientaltuc@hotmail.com


Orden de prioridades

Resulta incomprensible la falta de criterio de nuestros gobernantes, en la toma de decisiones para las inversiones que realizará el Gobierno, aun siendo varios de ellos ¨profesionales de la Salud¨. La compra de un nuevo helicóptero, con la excusa de operativos sanitarios o el proyecto para un Centro Cívico solicitado nada menos que a César Pelli, quien obviamente merece el mayor de mis respetos, pero dejando de lado una vez más a profesionales capaces en Tucumán tal como ocurrió con el edificio de la Legislatura. ¿Son inversiones realmente prioritarias? Mientras estamos viviendo en una provincia inundada de líquidos cloacales, basura y residuos sin control, una contaminación ambiental monstruosa y con una infraestructura de hace más de medio siglo en aspectos que hacen al bienestar de la población. Hay un sinnúmero de ejemplos para dar de cómo se desperdician o se usan mal los recursos en nuestra provincia. Da vergüenza ajena ver o escuchar propagandas de la SAT pregonando ¨Yo te cuido…¨ o el gobernador inaugurando un mísero pozo de agua o al senador abrazando a una pobre mujer que agradece la entrega de un “módulo habitacional”, léase una precaria habitación. Sólo ruego que verdaderamente algún día ¨Dios y la Patria se lo demanden¨, porque lamentablemente la Justicia en nuestra pobre provincia evidentemente no lo hará.

Luis Ernesto de Chazal

mvluisdech@hotmail.com

protectores de animales
Vemos casi a diario cómo los distintos grupos dedicados a la protección de animales logran cumplir, no sin esfuerzo, sus objetivos. Así han logrado, leyes mediante,  que se prohíban las riñas de gallos y últimamente que se suspendan las carreras de galgos, y ya estarían buscando además que el mal llamado “deportes de reyes” también se sume a este tipo de disposiciones, aunque lo veo muy lejano, vistas las enormes inversiones en hipódromos, y las ventajas de las apuestas legales y de las otras que se mueven detrás de este ”deporte”. Entre otros logros, evitaron el accionar de las “perreras” y ya tenemos unos 60.000 perros en nuestras calles y veredas llenas de desecho perruno, y riesgo de ataques del “mejor amigo del hombre” Veamos, además, y en carácter de muy urgente, quién o quiénes podrían ocuparse  de evitar y prohibir los bochornosos e inhumanos “deportes”, el boxeo y otras artes “marciales”, entre especímenes de homo sapiens. Se ha sumado ahora el no menos bochornoso y denigrante boxeo entre mujeres. En los rings y debido al  impacto de  una o muchas trompadas, pueden quedar con lesiones de consideración de por vida o llegar a la misma muerte, y pregunto, ¿las mujeres han luchado tanto para que se les reconozcan igualdad de derechos con los hombres, para subir a un ring  y dar el deplorable espectáculo que sólo sirve para exacerbar personalidades perversas o morbosas? No puede verse nada creativo ni educativo en este tipo de actividades y, por el contrario, pueden ser, y lo son en verdad, el ejemplo de conductas a imitar en la vida diaria, con deplorables e impredecibles consecuencias. Es posible que, entre otras, la violencia actual en la sociedad tenga a estos ejemplos como normales y niños y adolescentes los incorporen a sus comportamientos como el bulling escolar, por ejemplo. En otro orden de cosas, espero que recuerden que los hombres, como otras especies,  son heterótrofos, y que no se desarrollen “sociedades protectoras del ganado vacuno, porcino, caprino  o aviar”, y podamos acceder a esos tan necesario alimentos (¡si nuestro presupuesto nos alcanza!) Ni hablar de la posibilidad de que surjan  sociedades protectoras de frutas y verduras.
Federico Vázquezfedevazqueztuc@gmail.com
n carteles de calles
Nuevamente este porteño de visita familiar en San Miguel, en paseo por el centro he observado que algunas calles y monumentos están escritos erróneamente; así fue que caminando por una de las peatonales leí un cartel que decía Idelfonso de las Muñecas, cuando sabemos que se trata del prestigioso sacerdote tucumano Ildefonso de las Muñecas; y en el Parque 9 de Julio sobre la avenida Soldati, hay un monumento a A. Condarco, cuando se trata de un apellido compuesto del también tucumano José Antonio Álvarez Condarco. Pésima actitud e ignorancia, al escribir erróneamente los nombres de los que hicieron grande Tucumán y la Nación; así es que exhorto a las autoridades a que rectifiquen dichos nombres y honren así su memoria. Nobleza obliga mencionar que en Buenos Aires también veo con estupor que en algunas cuadras el nombre de la escritora española Concepción Arenal, se convierte en plural y pasa a ser ¡Concepción Arenales!
Sergio Jorge Vissani BernardSalas y Valdez 1.251 - Torre 2, Piso 1º “C”San Miguel de Tucumán


Protectores de animales


Vemos casi a diario cómo los distintos grupos dedicados a la protección de animales logran cumplir, no sin esfuerzo, sus objetivos. Así han logrado, leyes mediante,  que se prohíban las riñas de gallos y últimamente que se suspendan las carreras de galgos, y ya estarían buscando además que el mal llamado “deportes de reyes” también se sume a este tipo de disposiciones, aunque lo veo muy lejano, vistas las enormes inversiones en hipódromos, y las ventajas de las apuestas legales y de las otras que se mueven detrás de este ”deporte”. Entre otros logros, evitaron el accionar de las “perreras” y ya tenemos unos 60.000 perros en nuestras calles y veredas llenas de desecho perruno, y riesgo de ataques del “mejor amigo del hombre” Veamos, además, y en carácter de muy urgente, quién o quiénes podrían ocuparse  de evitar y prohibir los bochornosos e inhumanos “deportes”, el boxeo y otras artes “marciales”, entre especímenes de homo sapiens. Se ha sumado ahora el no menos bochornoso y denigrante boxeo entre mujeres. En los rings y debido al  impacto de  una o muchas trompadas, pueden quedar con lesiones de consideración de por vida o llegar a la misma muerte, y pregunto, ¿las mujeres han luchado tanto para que se les reconozcan igualdad de derechos con los hombres, para subir a un ring  y dar el deplorable espectáculo que sólo sirve para exacerbar personalidades perversas o morbosas? No puede verse nada creativo ni educativo en este tipo de actividades y, por el contrario, pueden ser, y lo son en verdad, el ejemplo de conductas a imitar en la vida diaria, con deplorables e impredecibles consecuencias. Es posible que, entre otras, la violencia actual en la sociedad tenga a estos ejemplos como normales y niños y adolescentes los incorporen a sus comportamientos como el bulling escolar, por ejemplo. En otro orden de cosas, espero que recuerden que los hombres, como otras especies,  son heterótrofos, y que no se desarrollen “sociedades protectoras del ganado vacuno, porcino, caprino  o aviar”, y podamos acceder a esos tan necesario alimentos (¡si nuestro presupuesto nos alcanza!) Ni hablar de la posibilidad de que surjan sociedades protectoras de frutas y verduras.

Federico Vázquez

fedevazqueztuc@gmail.com


Carteles de calles

Nuevamente este porteño de visita familiar en San Miguel, en paseo por el centro he observado que algunas calles y monumentos están escritos erróneamente; así fue que caminando por una de las peatonales leí un cartel que decía Idelfonso de las Muñecas, cuando sabemos que se trata del prestigioso sacerdote tucumano Ildefonso de las Muñecas; y en el Parque 9 de Julio sobre la avenida Soldati, hay un monumento a A. Condarco, cuando se trata de un apellido compuesto del también tucumano José Antonio Álvarez Condarco. Pésima actitud e ignorancia, al escribir erróneamente los nombres de los que hicieron grande Tucumán y la Nación; así es que exhorto a las autoridades a que rectifiquen dichos nombres y honren así su memoria. Nobleza obliga mencionar que en Buenos Aires también veo con estupor que en algunas cuadras el nombre de la escritora española Concepción Arenal, se convierte en plural y pasa a ser ¡Concepción Arenales!

Sergio Jorge Vissani Bernard

Salas y Valdez 1.251 - Torre 2, Piso 1º “C”

San Miguel de Tucumán

Más como esto