El gremio presiona a Alfaro por un pago

El SOEM exige $ 2.800, acordados en abril; “buscan un conflicto salarial”, dijo Acosta
Compartir

La gestión de Germán Alfaro afronta el primer reclamo gremial al frente de la Intendencia. Desde el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) exigieron el pago con el sueldo de noviembre de la segunda cuota del aumento salarial acordado en las paritarias de este año. “La postura del intendente ya no puede ser esta por un conflicto del pasado; por la ley de Asociaciones Sindicales tiene la obligación de abrir el diálogo con un gremio legitimado por el Ministerio de Trabajo de la Nación”, cuestionó Osvaldo “Cacho” Acosta, secretario general de SOEM.

El gremio municipal reclama el pago en una cuota de $ 2.800 correspondientes a una suma no remunerativa y a la segunda cuota de la mejora salarial acordada en paritarias en abril. Entre los reclamos, destacaron la exigencia de que se actualicen los valores de asignaciones familiares a valores nacionales.

“Seguimos sin novedades hasta el día de la fecha (por ayer). El hecho de no recibirnos tiene para nosotros una sola finalidad: generar un conflicto salarial. Vamos a proceder a hacer una denuncia ante el Ministerio de Trabajo de la Nación y tomaremos medidas de fuerza en caso de que no nos reciban en la próxima semana”, advirtió el dirigente, que desde mitad de año encabeza la CGT local unificada.

Acosta, que durante la intendencia de Domingo Amaya mantuvo una polémica que incluyó capítulos judiciales por las elecciones del sindicato y por su situación laboral, aseguró que la segunda semana de noviembre fue legitimizado al frente de la entidad gremial por el Ministerio de Trabajo que conduce Jorge Triaca, dando por concluido un pleito que se prolongó por casi una década. Además, Acosta fue elegido por la Confederación de Obreros Empleados Municipales de Argentina (COEMA), como secretario de Economía Informal y Trabajo no Registrado.

“Me parece una desinteligencia no sentarnos a trabajar. Veo tanto a través de los medios de prensa que siempre el intendente habla de respetar las instituciones, e insiste en destacar la importancia de dialogar, pero ante estos reclamos y este silencio, creo que aquí hay alguna cuestión personal en contra de la dirigencia sindical y me parece que incurre en un error no dialogar con el gremio”, espetó.

El sindicalista adelantó que en 2017 habrá elecciones para que cada repartición municipal puedan contar nuevamente con su cuerpo de delegados.

Más como esto