VIOLENTA REACCIÓN

Roció a un policía con nafta y quiso prenderlo fuego

El efectivo logró reducir al agresor, que fue trasladado a la comisaría 8°.
Compartir

Un joven de 20 años se acercó hasta el agente de la Guardia Urbana que custodiaba la escuela Nuevo Barrio San Miguel -en la zona suroeste de la capital tucumana- y lo roció con nafta para prenderlo fuego. 
El policía reaccionó antes de que el agresor le acercara un encendedor, y lo redujo. Desde la fiscalía se ordenó que quedara en una celda de la comisaría 8° y que se secuestrara la botella donde llevaba la nafta, un encendedor rojo y la capa de lluvia del agente que fue rociada con el combustible.
Un joven de 20 años se acercó hasta el agente de la Guardia Urbana que custodiaba la escuela Nuevo Barrio San Miguel -en la zona suroeste de la capital tucumana- y lo roció con nafta para prenderlo fuego. 

El policía reaccionó antes de que el agresor le acercara un encendedor, y lo redujo. Desde la fiscalía se ordenó que quedara en una celda de la comisaría 8° y que se secuestrara la botella donde llevaba la nafta, un encendedor rojo y la capa de lluvia del agente que fue rociada con el combustible.

Los atraparon luego de que robaran una moto

Un joven de 19 años y un adolescente 17 fueron detenidos por personal del Servicio acusados de haberle robado una moto a un hombre de 61 años. Según el informe policial, se acercaron a la víctima y, después de realizar un disparo al aire, lograron que el hombre se bajara del rodado. Se apoderaron de la moto y fueron aprehendidos por los uniformados en la esquina de Olleros y avenido Alfredo Guzmán (foto).

Un joven y una adolescente cometieron dos asaltos en Yerba Buena

Un muchacho de 21 años y una chica de 16 que se movilizaban en una Motomel Blitz cometieron dos asaltos en Yerba Buena. El primero ocurrió en Federico Rossi y Pringles, donde le robaron el celular a un adolescente de 15 años, y el segundo fue en Las Lilas y Bolivia, donde le quitaron su teléfono a una mujer.

La Patrulla Motorizada local los encontró en Moreno y Caracas y los comenzó a perseguir hasta que los asaltantes perdieron el equilibrio y cayeron. Antes de ser aprehendidos, el conductor tiró algo brillante por encima de una tapia. Cuando fueron a ver qué era, encontraron un revólver cromado. Ambos quedaron tras las rejas por orden de la Justicia.


Seguir leyendo sobre Inseguridad