NUEVA YORK

El PE le encargó a Pelli el diseño de un centro cívico

El encargo incluye, además del centro cívico, la estructura de un centro de alto rendimiento. Otras iniciativas que se frustraron El arquitecto tucumano recibió a la comitiva del Gobierno en su estudio de Nueva York; dijo que está ansioso por empezar a diseñar
Compartir
PROYECTOS. Juan Manzur y César Pelli intercambiaron obsequios. twitter @JuanManzurOK

César Pelli, el prestigioso arquitecto tucumano, volvió a entusiasmarse con la idea de diseñar un centro cívico para la provincia. “Me alegraron mucho las noticias que me dan de Tucumán, de su fuerza económica, de su estabilidad, y además, de la posibilidad de hacer estos dos grandes trabajos en Tucumán me llena de emoción. Me parece una maravilla y estoy ansioso de poder empezar a diseñar”, expresó en un video que el gobernador, Juan Manzur, publicó en su cuenta de Twitter.

Ayer en su estudio de Nueva York, Pelli recibió a la comitiva de funcionarios que está de gira por la gran manzana. Le propusieron que diseñe un centro cívico para contener la casa de Gobierno y que ejecute el proyecto del Centro de Alto Rendimiento que se ubicará en Tafí del Valle, iniciativa de la Federación Económica (ver recuadro).

Estuvieron en el estudio del arquitecto Pelli, Ricardo Salim, Coordinador General Unidad de Reconversión del Espacio Público; Jorge Neme, secretario de Relaciones Internacionales; los legisladores oficialistas, Fernando Juri y Guillermo Gassenbauer y el gobernador.

Manzur tendrá que vencer un pesado archivo que incluye varios proyectos con la misma idea de trasladar gran parte de la administración pública para descomprimir el microcentro. Además, desafiar la sentencia que dice que nadie es profeta en su tierra y lograr que Tucumán tenga una obra pública que lleve la firma de Pelli. Hoy, la única que hay es el campus universitario de la Unsta sobre avenida Juan D. Perón.

Otras iniciativas

La escena pareció repetirse a la de 2001, cuando el entonces gobernador, Julio Miranda visitó a Pelli junto a una comitiva en la que también se encontraba Salim (ex secretario de Cultura) y quien era el ministro de Economía, José Alperovich.

En marzo de ese año se entrevistaron con el arquitecto en su estudio neoyorquino y le propusieron el diseñara un centro cívico. “Al igual que hace 15 años, otra vez estamos aquí”, confirmó Salim, quien luego explicó que el proyecto que ahora tienen en mente es superior al de aquellos años, cuando todo se frustró con la salida del ex presidente, Fernando De la Rua, y la posterior deblacle económica. “Luego sucedió lo de las torres gemelas (2011) y todo siguió postergándose”, dijo el funcionario que ayer también estuvo reunido con parte del equipo de Pelli, definiendo detalles. La idea es que funcione en un terreno ubicado sobre la ruta 9, antes de llegar a El Cadillal.

José Cúneo Vergés, ex secretario general de la Gobernación, recordó que durante la gestión de Miranda la idea era levantar ese centro en la estación de El Bajo. “Se pensó en una estructura sencilla para que funcionen las reparticiones con atención al público y con una gran playa de estacionamiento. Se eligió ese sitio porque estaba cerca de la terminal”, detalló.

Incluso se había pensado en una segunda etapa -aseguró Cúneo Vergés- para trasladar la casa de Gobierno al predio del Arsenal. “Incluso se habían iniciado conversaciones con la Nación para que cediera el terreno”.

En 2012, Pelli visitó la provincia y reiteró que estaba interesado en diseñar una obra pública para su ciudad, pero que no dependía de él. “Esa definición es del Gobierno de Tucumán. Sin duda me gustaría hacer un edificio de cierta importancia para celebrar los 200 años de la Independencia. Pero, insisto, no es mi función decidir qué, sino interpretar el qué y darle forma arquitectónica”, había manifestado.

También hubo propuestas municipales. En 2010, el entonces intendente, Domingo Amaya, había anunciado que lanzarían una convocatoria de oferentes para la construcción de un centro que iba a estar en la esquina de avenida Ejército del Norte y San Juan.

El proyecto contemplaba el traslado de las oficinas de gestiones y trámites fuera de las cuatro avenidas. Sin embargo, eso tampoco avanzó por falta de recursos y el proyecto quedó paralizado.