CELEBRACIÓN

Cinco mitos sobre el mate, la bebida más consumida en Argentina (incluso más que el agua)

Que el polvo es malo, que no se puede curar con yerba usada o que se puede cebar con agua hervida son algunos de los más conocidos. Una especialista sobre el tema te aclara las dudas.
Compartir
nuevociclo.com.ar

Un estudio reveló que el mate es la infusión más consumida por los argentinos y, aún más que el agua. Como toda bebida popular está rodeada de rituales y supuestas leyes que se transmiten de  generación en generación: que el polvo es malo, que no se puede curar con yerba usada o que se puede cebar con agua hervida... Hoy se celebra su día y te contamos algunos mitos que rodean a esta bebida que está inscripta en el ADN argentino. "Conocer la manera correcta de prepararlo ayuda a disfrutarlo mejor", aseguró Valeria Trapaga, la primera sommelier del mundo especializada en la cata de yerba mate. 

Mitos. 

1. El polvo es malo para el mate. "Lo que es malo en realidad es que haya polvo en exceso, ya que en una buena yerba esas partículas son un componente virtuoso que otorga espumosidad, sabor y rendimiento a la infusión", explicó a Télam la experta.

2. La yerba usada no sirve para curar un mate de calabaza. "Es ideal curarlo con yerba nueva ya que posee más taninos para aflojar el tallo leñoso y comenzar a teñir el recipiente con las características propias de la yerba mate. Sin embargo, con cualquiera de las dos yerbas el proceso de curado es el mismo", garantizó.

3. Sólo se debe curar el recipiente del mate.
La especialista agregó que la bombilla también se cura: "se puede sumergir en una cacerola con agua y una cucharadita de bicarbonato de sodio, mantenerla 15 minutos a fuego lento y luego retirarla y ponerla debajo de una canilla con agua fría. Así se liberará el sarro contenido, que puede generar sabores y olores desagradables en la cebada". 

4. La bombilla debe moverse y cambiar de lugar durante la cebada. "Eso es falso. La bombilla es sagrada en el ritual del mate, por lo que una vez que se coloca no debe moverse más para evitar romper la estructura del mate", aclaró. 

5. El agua no debe hervir. "La temperatura correcta del agua es fundamental para un buen mate, ya que incide en su intensidad y sabor", explicó. "Cuando hierve, el agua pierde oxígeno, y eso repercute de dos maneras: no permite a la yerba mate expresar sus características naturales y hace que la infusión caiga pesada. Agregarle agua fría no puede devolverle el oxígeno, por eso recomendamos que la temperatura ideal sea de 75°, lo que permitirá que los mates tengan un sabor y aroma naturales durante toda la ronda", completó. 

El Día Nacional del Mate se celebra en conmemoración Andresito Guazurarí, un guaraní que gobernó la provincia de Misiones en el siglo XIX. Fue el primero en fomentar la producción y dio gran impulso a la comercialización de la yerba mate.