DATOS DEL INDEC

El desempleo afecta más a los jóvenes en el Gran Tucumán

El índice de desocupación masculino hasta 29 años se duplicó en el último año La informalidad laboral llegó al 42,3% en el principal aglomerado urbano de la provincia. En el país fue del 33,4%
Compartir

En el último año, la tasa de desempleo entre los jóvenes de hasta 29 años que residen en el Gran Tucumán-Tafí Viejo se duplicó: pasó del 9,7% existente al cierre del primer semestre de 2015 al 20,1% en el segundo trimestre de este año, de acuerdo con los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos. El indicador es uno de los más altos de la última década en esa franja social que casi triplica a la tasa general, que fue del 7,4%. Pero, además, fue más alta que la de las mujeres jóvenes, del 15,1%, lo que revirtió una tendencia histórica en cuanto a la preeminencia del género en el mercado laboral local.

“La economía moderna tiende hacia los servicios; entonces, las ventajas físicas, que pueden significar una fortaleza para la toma de mano de obra masculina van desapareciendo”, señala a LA GACETA el economista Pablo Pero. “La tecnología reemplaza la mano de obra sin mayores calificaciones (donde el hombre tenía cierta ventaja)”, acota.

Los indicadores socioeconómicos del Indec mostraron, además, que se incrementó la tasa de demandantes de empleo, del 22,2% al 29,9% en un período signado por la recesión económica. Durante el segundo trimestre del año, el organismo estadístico oficial reveló que en el área metropolitana hay poco más de 28.000 personas que están desocupadas. Asimismo, se registraron casi 53.000 subocupados.

Con los cambios aplicados, el informe ahora muestra el nivel educativo de la Población Económicamente Activa (PEA) que, en el Gran Tucumán, es de 385.000 personas. De ese total, el 27,6% completó el nivel secundario de estudios, mientras que el 18,7% tiene un título superior o universitario. Ambos indicadores son los más bajos del NOA, según el Indec. El promedio regional de personas con universitario completo llegó al 20,3%, mientras que los que terminaron la secundaria ascendieron al 30,1%.

Informalidad

El Indec reveló, además, que en el país el 33,4% de los asalariados trabajan sin descuento jubilatorio, lo que da una pauta de la informalidad, índice que trepa al 39% en el NOA y que es más bajo en la Patagonia, con el 16%.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, había anticipado a mediados de septiembre que la informalidad alcanzaba a un tercio de los trabajadores y que el desafío que plantea el presidente Mauricio Macri es generar inversiones para la creación de empleos, consignó la agencia estatal Télam. Triaca destacó que el Gobierno haya comenzado por “decir la verdad” y tener certezas de la información sobre mercado de trabajo, por lo que recordó que el índice de desocupación dio 9,3% recientemente y agregó que el nivel de empleo formal es todavía muy bajo.

Un ejemplo de la informalidad lo brindó el ministro de Producción, de la Nación, Francisco Cabrera, quien destacó que el sector textil emplea de forma directa al 35% del empleo industrial, que tiene 350.000 trabajadores en todo el país, y que el 74 % de los trabajadores de la confección son informales o cuentapropistas con altos niveles de vulnerabilidad social.

En Tucumán, un informe difundido por la Dirección de Estadística de la Provincia puntualiza que la informalidad, del 42,3%, alcanza a poco más de 112.000 asalariados.

El reporte del organismo que conduce el economista Raúl García señala que, en el período 2003 a 2016, la informalidad laboral ha mostrado una tendencia decreciente. No obstante, aquella tendencia favorable ha registrado un quiebre, particularmente en el trabajo en negro, advierte el informe.