ARTES VISUALES

Las obras de Iván Ríos vuelven a conquistar un lugar en París

El pintor tucumano fue seleccionado nuevamente en el prestigioso salón que se inaugurará en el Louvre, y donde fue premiado en 2015 con la Medalla de Bronce
Compartir

A casi un  año de haber obtenido la Medalla de Bronce en el prestigioso Salón Nacional de Bellas 
Artes, de Francia, que se realiza anualmente en el Museo Louvre, el pintor tucumano Pablo Iván Ríos 
se convirtió en un favorito del jurado de este certamen mundial: en la edición 2016 quedó 
seleccionado con cuatro obras. 
Sin disimular la emoción, Ríos reconoció que es un gran halago el quedar seleccionado en un salón 
tan prestigioso, en el que cada año se inscriben unos 5.000 artistas de todo el mundo, de los cuales 
son elegidos unos 200. Además de pintura, se inscriben obras en escultura, arte digital y grabado. 
Unas 600 obras. Los últimos días de noviembre, vuelve a mediados de diciembre. 
"Lo que me brindaron en París es respeto y reconocimiento -resumió el artista-. A partir del éxito 
del año pasado me invitan galerías de Francia, me llevan obras a EEUU... Para ellos el artista es 
como para nosotros un jugador de fútbol. Nunca me trataron con tanta consideración como allí".
"Represento a la cultura de mi país, a los pintores de mi región, por eso siento una gran 
responsabilidad al ser invitado", expresó Ríos, que viajará a mediados de noviembre -acompañado de 
su asistente Alejandro Esser- y está gestionando los medios que necesita para transporte y estadía.
-¿Sus obras se vinculan con la identidad latinoamericana?
- Lo que esta en juego es el discurso de cómo se nos ve a nosotros los latinos en el resto del 
mundo. Hay mucho interés por lo iconográfico nuestro. Yo lo manejo de una manera particular porque 
vengo del palo de la historieta. No tengo problema en cotejar un signo con otro. Tengo menos 
prejuicios. Venir de ese lugar me hizo perder miedos; no me importa lo que digan y me gusta que se 
note lo iconográfico y la forma de decir. Alguna obras tienen el globito de la historieta pero no 
dice nada.
-¿Qué características tienen los cuadros?
- Son acrilicos de un metro por uno. Utilizo iconografía precolombina nuestra y la confronto con 
personajes de la Guerra de las Galaxias o las pongo en situaciones cotidianas, como por ejemplo en 
un lavamanos. La figurita parece que va a pasar una situacion ridícula, pero sale airosa. Esa 
ambivalencia la hace más rica a la obra. A los artistas latinos se nos impuso un estereotipo. Lo que 
estoy haciendo es ponerlo en el tapete a ver si es tan así. Utilizo imágenes de la ciencia ficción, 
que representan una cultura más globalizada, y las confronto con el estereotipo impuesto al latino. 
También aparece el fútbol, como si fuera nuestro único motivo de existencia. Para el resto del 
mundo, el latino suele ser asimilado al estereotipo del negro, inútil, vago, narco, etc.

A casi un  año de haber obtenido la Medalla de Bronce en el prestigioso Salón Nacional de Bellas Artes, de Francia, que se realiza anualmente en el Museo Louvre, el pintor tucumano Pablo Iván Ríos se convirtió en un favorito del jurado de este certamen mundial: en la edición 2016 quedó seleccionado con cuatro obras. 

Sin disimular la emoción, Ríos reconoció que es un gran halago el quedar seleccionado en un salón tan prestigioso, en el que cada año se inscriben unos 5.000 artistas de todo el mundo, de los cuales son elegidos unos 200. Además de pintura, se inscriben obras en escultura, arte digital y grabado.

"Lo que me brindaron en París es respeto y reconocimiento -resumió el artista-. A partir del éxito del año pasado me invitan galerías de Francia, me llevan obras a EEUU... Para ellos el artista es como para nosotros un jugador de fútbol. Nunca me trataron con tanta consideración como allí".

"Represento a la cultura de mi país, a los pintores de mi región, por eso siento una gran 
responsabilidad al ser invitado", expresó Ríos, que viajará a mediados de noviembre -acompañado de su asistente Alejandro Esser- y está gestionando los medios que necesita para transporte y estadía.

-¿Sus obras se vinculan con la identidad latinoamericana?

- Lo que esta en juego es el discurso de cómo se nos ve a nosotros los latinos en el resto del mundo. Hay mucho interés por lo iconográfico nuestro. Yo lo manejo de una manera particular porque vengo del palo de la historieta. No tengo problema en cotejar un signo con otro. Tengo menos prejuicios. Venir de ese lugar me hizo perder miedos; no me importa lo que digan y me gusta que se note lo iconográfico y la forma de decir. Alguna obras tienen el globito de la historieta, pero sin ninguna palabra.

-¿Qué características tienen los cuadros?

- Son acrilicos de un metro por uno. Utilizo iconografía precolombina nuestra y la confronto con personajes de la Guerra de las Galaxias o las pongo en situaciones cotidianas, como por ejemplo en un lavamanos. La figurita parece que va a pasar una situacion ridícula, pero sale airosa. Esa ambivalencia la hace más rica a la obra. A los artistas latinos se nos impuso un estereotipo. Lo que estoy haciendo es ponerlo en el tapete a ver si es tan así. Utilizo imágenes de la ciencia ficción, que representan una cultura más globalizada, y las confronto con el estereotipo impuesto al latino. También aparece el fútbol, como si fuera nuestro único motivo de existencia. Para el resto del 
mundo, el latino suele ser asimilado al estereotipo del negro, inútil, vago, narco, etc.