CAMBIOS EN LA "MESA CHICA"

Salen del Banco Central dos directores nombrados durante el kirchnerismo

Venció el mandato de Germán Feldman también se dio de baja a Juan Miguel Cuattromo.
Compartir

El Gobierno nacional se quedó hoy con dos lugares en el directorio del Banco Central (BCRA). Por un lado, venció el mandato de Germán Feldman, que había sido designado durante el kirchnerismo, y por el otro, a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial, también dio de baja el de Juan Miguel Cuattromo, que por un artilugio legal, la administración anterior había logrado que su nombramiento en 2015 se extendiera más allá de lo que originalmente estaba previsto.
Según esgrimió el Gobierno en el decreto publicado hoy, el nombramiento de Cuattromo estaba infringiendo lo establecido en la Carta Orgánica del BCRA. Según el artículo 13 de la norma, siempre que algún director renuncia o deja su cargo por algún motivo, el que lo sucede debe completar el mandato que quedó inconcluso. La medida tiene por objeto mantener la alternancia de cargos y así, contribuir a la independencia del organismo.
Cuando Cuattromo asumió como director el 22 de noviembre de 2015, lo hizo para ocupar la vacante que deja Waldo Farías, cuyo mandato originalmente se extendía hasta hoy. Sin embargo, en el decreto de su nombramiento, se pasó por alto la norma, y se lo designó por 6 años, como si estuviera iniciando un periodo nuevo.
La gestión anterior, después de todo, había hecho lo mismo cuando nombró a Juan Carlos Fábrega como presidente del Banco Central. En ese momento, hubo una gran discusión entre especialistas legales, dado que, para algunos, el mandato de Fábrega sólo debía ser por tres años, ya que era lo que le restaba cumplir a su antecesora Mercedes Marcó del Pont . Pero otros argumentaban que, como el pliego de Marcó del Pont nunca había logrado el visto bueno del Senado, su mandato no era válido. Al final del día, Fábrega fue nombrado en 2013 por seis años (plazo que no logró a cumplir tampoco).
Con las salidas de Cuattromo y Feldman, de los ocho lugares que existen en el directorio del BCRA, ahora sólo uno quedará en poder del kirchnerismo. Es el caso de Pedro Biscay, cuyo mandato vence recién en 2019.
Fuentes del Gobierno, sin embargo, confiaron a LA NACION que lo más probable es que las dos vacantes que se abrieron serán ofrecidas como carta de negociación a la oposición, que por otro lado deberá aprobar en las próximas semanas los mandatos de los otros cinco directores de Cambiemos (Horacio Liendo (n), Francisco Gismondi, Pablo Curat, Demian Reidel y Fabián Zampone), cuyos pliegos serán enviados al Senado. También serán enviados los pliegos del vicepresidente, Lucas Llach, y del propio Federico Sturzenegger , presidente del Central, que al igual que el resto de la mesa chica, se encuentran en comisión desde que fueron designados en diciembre del año pasado.

El Gobierno nacional se quedó hoy con dos lugares en el directorio del Banco Central (BCRA). Por un lado, venció el mandato de Germán Feldman, que había sido designado durante el kirchnerismo, y por el otro, a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial, también dio de baja el de Juan Miguel Cuattromo, que por un artilugio legal, la administración anterior había logrado que su nombramiento en 2015 se extendiera más allá de lo que originalmente estaba previsto.

Según esgrimió el Gobierno en el decreto publicado hoy, el nombramiento de Cuattromo estaba infringiendo lo establecido en la Carta Orgánica del BCRA. Según el artículo 13 de la norma, siempre que algún director renuncia o deja su cargo por algún motivo, el que lo sucede debe completar el mandato que quedó inconcluso. La medida tiene por objeto mantener la alternancia de cargos y así, contribuir a la independencia del organismo.

Cuando Cuattromo asumió como director el 22 de noviembre de 2015, lo hizo para ocupar la vacante que dejó Waldo Farías, cuyo mandato originalmente se extendía hasta hoy. Sin embargo, en el decreto de su nombramiento, se pasó por alto la norma, y se lo designó por seis años, como si estuviera iniciando un periodo nuevo.

La gestión anterior, después de todo, había hecho lo mismo cuando nombró a Juan Carlos Fábrega como presidente del Banco Central. En ese momento, hubo una gran discusión entre especialistas legales, dado que, para algunos, el mandato de Fábrega sólo debía ser por tres años, ya que era lo que le restaba cumplir a su antecesora Mercedes Marcó del Pont. Pero otros argumentaban que, como el pliego de Marcó del Pont nunca había logrado el visto bueno del Senado, su mandato no era válido. Al final del día, Fábrega fue nombrado en 2013 por seis años (plazo que no logró a cumplir tampoco).

Con las salidas de Cuattromo y Feldman, de los ocho lugares que existen en el directorio del BCRA, ahora sólo uno quedará en poder del kirchnerismo. Es el caso de Pedro Biscay, cuyo mandato vence recién en 2019.

Fuentes del Gobierno, sin embargo, confiaron al diario La Nación que lo más probable es que las dos vacantes que se abrieron serán ofrecidas como carta de negociación a la oposición, que por otro lado deberá aprobar en las próximas semanas los mandatos de los otros cinco directores de Cambiemos (Horacio Liendo (n), Francisco Gismondi, Pablo Curat, Demian Reidel y Fabián Zampone), cuyos pliegos serán enviados al Senado. También serán enviados los pliegos del vicepresidente, Lucas Llach, y del propio Federico Sturzenegger, presidente del Central, que al igual que el resto de la mesa chica, se encuentran en comisión desde que fueron designados en diciembre del año pasado.