POLÉMICA

Noruega planea matar el 70% de su población de lobos

Autoridades noruegas autorizaron la caza de 47 de los 68 ejemplares que quedan en el país.
Compartir
EN PELIGRO. El gobierno noruego planea matar 47 ejemplares de los 67 que hay en el país.

NORUEGA.- Una polémica decisión del gobierno noruego puso en el eje de la polémica al país del norte de Europa, luego de que se autorizara la matanza del 70% de la población de lobos, animal que en ese país se encuentra en peligro de extinción.
La medida abarca la cacería de 47 de los 67 ejemplares que quedan en Noruega, como respuesta a las denuncias de los ganaderos de la zona, que aseguran que los lobos deboran a sus ovejas, según informa el diario La Vanguardia.
Esto generó fuertes críticas de parte de entidades ecologístas, que afirman que el daño en los rebaños es mínimo y que una medida de estas características no se había contemplado desde 1911.
Nina Jensen, secretaria general del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en Noruega, declaró que eliminar al 70 por cien de la población de lobos “no es digno de una nación que se autoproclama defensora de las causas ambientales” y ha calificado la medida de “masacre”, por lo que comenzaron una junta de firmas en internet, para que el plan del gobierno noruego sea detenido. 
Según el plan presentado por el gobierno, se mataran 47 lobos: 24 de ellos en la región de Noruega designada para el hábitat de la especie, 13 en las regiones próximas a ésta y los últimos 10 en otras áreas del país. Todo esto, a pesar de que se estima que en el país solo hay 67 ejemplares.
Las entidades ecologistas acusan al gobierno de incrementar el número de licencias de caza por la gran demanda por parte de los cazadores. Este deporte es muy popular en Noruega y el año pasado más de 11.000 personas solicitaron licencias para cazar legalmente 16 ejemplares de lobo.

NORUEGA.- Una polémica decisión del gobierno noruego puso en el eje de la polémica al país del norte de Europa, luego de que se autorizara la matanza del 70% de la población de lobos, animal que en ese país se encuentra en peligro de extinción.

La medida abarca la cacería de 47 de los 68 ejemplares que quedan en Noruega, como respuesta a las denuncias de los ganaderos de la zona, que aseguran que los lobos devoran sus ovejas, según informa el diario La Vanguardia.

Esto generó fuertes críticas de parte de entidades ecologístas, que afirman que el daño en los rebaños es mínimo y que una medida de estas características no se había contemplado desde 1911.

Nina Jensen, secretaria general del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en el país, declaró que eliminar al 70% de la población de lobos “no es digno de una nación que se autoproclama defensora de las causas ambientales” y ha calificado la medida de “masacre”, por lo que comenzaron una junta de firmas en internet, para que el plan del gobierno noruego sea detenido. 

Según el plan presentado, se mataran 47 lobos: 24 de ellos en la región de Noruega designada para el hábitat de la especie, 13 en las regiones próximas a ésta y los últimos 10 en otras áreas del país. Todo esto, a pesar de que se estima que en el país solo hay 68 de estos animales.

Las entidades ecologistas acusan al gobierno de incrementar el número de licencias de caza por la gran demanda por parte de los cazadores. Este deporte es muy popular en Noruega y el año pasado más de 11.000 personas solicitaron licencias para cazar legalmente 16 ejemplares de lobo.