›› CANAL 10 | PROBLEMAS EN LA EMISORA OFICIAL

Empleados del canal sufren la ruptura UNT-Ejecutivo

Desde el sindicato afirman que conviven con las rencillas políticas y la intervención continua en la línea editorial
Compartir

“La UNT siempre fue un padre abandónico para el canal”, sentenció Raúl Ochoa, empleado de Canal 10 y secretario de finanzas del Sindicato (Satsaid) seccional Tucumán. Recordó que desde el 78, año en el que el estado provincial consiguió el 30%, fue como vivir con “padres divorciados”.

Ochoa enumeró algunas de las cuestiones que lo llevan a sostener esta idea: el manejo político por parte de la provincia respecto de la línea editorial y la falta de interés que muestra la universidad. “Esto es como un equipo de fútbol, aquí se necesita un buen director técnico que sepa cómo gerenciar un canal”, agregó Ochoa, quien opinó que los últimos años los cargos directivos fueron políticos.

Hoy - comentó- el canal necesita $ 3 millones mensuales para funcionar. El Gobierno aporta $ 850.000 (a los que hay que restarles el IVA) y el resto se cubre con el ingreso que llega de acuerdos publicitarios con Canal 13 y otros auspiciantes. Además, dijo que los sueldos de los directores y síndicos salen del canal. “La UNT no aporta ni un peso”, señaló.

El delegado aseguró que sería muy poco viable que la UNT se quedara con el 100% del canal. En las últimas semanas tomaron fuerza algunos proyectos que reclaman que la universidad recupere el 30% de la provincia. “Si el canal pasa a ser 100% de la UNT tendríamos que formar parte del presupuesto universitario. Hoy la UNT gasta el 99% de sus recursos en sueldos, por lo tanto, pasaríamos a engrosar la planilla salarial”.

En estos días se debe definir quiénes serán los directores definitivos. Los dos por la UNT renunciaron el 12 de septiembre (Mauro Feldman y Daniel Moeremans) y al director de la provincia, Alejandro Laurnagaray, se le venció su designación hace un par de semanas.

Las irregularidades que salieron a la luz en agosto de este año a raíz de la publicidad política que no fue facturada al PJ han despertado todo tipo de reacciones.

Se trata de 71.656 segundos que salieron entre el 1 y el 20 de agosto de 2015 (previo a las elecciones a gobernador), pero que no contaban con una orden de publicidad firmada y que no fueron incluidas en el balance. La factura por los $ 3,6 millones correspondientes a esa cantidad de segundos y la corrección del balance se produjo cuando el escándalo comenzó a tomar estado público, un año después. El PJ ofreció un plan de pago a 18 cuotas (más intereses), pero todavía no se efectivizó.

Esta semana, la presidenta del PJ, Beatriz Rojkés, confesó que no conocía la deuda y que si le hubiesen presentado la factura en tiempo y forma, el partido la pagaba. Esto cayó mal en el ámbito universitario porque, según dijeron, las gestiones se habían iniciado en septiembre del año pasado.

Un repaso

Canal 10 nació el 27 de junio de 1964 con la UNT como único titular. En el año 77 se adoptó la figura jurídica de Sociedad anónima con participación estatal mayoritaria (Sapem). En 1998 el consejo superior de la UNT (estaba de rector César Catalán) resolvió llamar a concurso de ofertas debido a la difícil situación financiera que atravesaba. La UNT eligió como socia a una empresa llamada New Line SA en 1999, pero un año después, lejos de sacar al canal del ahogo económico, New Line le vendió su parte al empresario de medios tucumano Alberto Llaryora, y además le pidió a la UNT que aportara capital para afrontar los $ 2 millones de déficit porque las cuentas no cerraban. “Esto fue muy dañino por parte de la UNT”, recuerda Ochoa. En esa época hubo muchos despidos -recordó- de 130 que había en planta quedaron sólo 50 trabajadores. La UNT se opuso al ingreso del empresario e inició acciones judiciales. En 2008, la Cámara Federal de Apelaciones ordenó el cese de la intervención que regía desde 2005. En coincidencia, el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) decidió que la universidad debía retener el 70% de las acciones y la provincia, el 30% que ya poseía desde 1978.

Números que no cierran (1).- Según Beatriz Rojkés, el PJ siempre pagó toda la publicidad de campaña. Sin embargo, habría un saldo pendiente en Canal 10 por $ 50.000 por publicidad para la campaña de Daniel Scioli.

Números que no cierran (2).- Por lo bajo algunos dirigentes de otros partidos han comenzado a quejarse: ¿Por qué el PJ paga en 18 cuotas y solo $ 3,6 millones? Por los 71.656 segundos de publicidad en época de campaña la suma rondaría los $ 9 millones, explican fuentes de esa señal, pero el PJ obtuvo descuentos y bonificaciones que permitieron reducir bastante el monto y lograr que el precio del segundo fuera de $50.

Números que no cierran (3).- En la última reunión de directorio surgió otro tema: la empresa no viene confeccionando el inventario de bienes desde hace años. Eso generó preocupación entre los directores porque inventario y balance deben presentarse todos los años.