›› PJ | ARENGA A LA MILITANCIA

El peronismo tucumano celebró su “17 de octubre”

“Desde la derecha gobernante quieren decir que todas las obras están mal hechas. Acá no se ha choreado”, fustigó Rojkés El oficialismo festejó el aniversario del fallo de la Corte que convalidó las elecciones
Compartir
“VIVA PERÓN”. Usandivaras, Jaldo, Rojkés y Cabral cantan juntos la marcha peronista al final del mitin del PJ. la gaceta / foto de inés quinteros orio

El peronismo se brindó un multitudinario acto en la sede del Partido Justicialista para recordar el primer aniversario de la convalidación de las elecciones provinciales por la Corte Suprema. El vicegobernador Osvaldo Jaldo aprovechó el mitin organizado por la Juventud Peronista (JP) para arengar a la militancia con una clara bajada de línea: “hemos demostrado que cuando el peronismo debe gobernar, gobierna; cuando tiene que militar, milita; y cuando tiene que unirse, se une. Y este es el momento de la unidad”. La presidenta del Partido Justicialista, Beatriz Rojkés de Alperovich, dirigió su discurso a criticar al gobierno nacional con vehemencia. El gran ausente en el anfiteatro Miguel Ángel Estrella fue el gobernador Juan Manzur, que al momento del evento se encontraba en el club Floresta para encabezar una actividad oficial.

“Para (Jorge) Lanata, para (Sergio) Lapegüe, para Clarín: no somos ni corruptos ni mentirosos”, fue parte de la introducción del presentador del evento. En un salón colmado de banderas de la JP, el folclore peronista fue aportado en gran medida por militantes de Banda del Río Salí, cortesía de Darío Monteros, intendente de esa ciudad. Sobre el escenario se ubicó la mesa de conducción de la JP Alberto Pino, Guillermo Usandivaras y Facundo Cabral; la presidenta del partido Rojkés; el vice gobernador Jaldo; los legisladores Julio Silman, Silvia Rojkés, Guillermo Gassenbauer y Sara Assán; el intendente Monteros; y el diputado José “Mellizo” Orellana.

“Ése fue nuestro 17 de octubre”, sintetizó Cabral, presidente de la JP, al recordar los seis días de acampe en la plaza Yrigoyen hasta que la Corte convalidó la elección en la que la dupla Manzur-Jaldo se impuso por sobre el binomio José Cano-Domingo Amaya por 110.000 votos. Los líderes del Acuerdo para el Bicentenario habían presentado una demanda en la Cámara en lo Contencioso Administrativo en la que solicitaron que se anularan las elecciones. Arguyeron que hubo entrega de bolsones, acarreo de votantes, quema de urnas y otras irregularidades que viciaron la votación. Finalmente la Corte Suprema convalidó el resultado electoral.

“Entre el 23 de agosto (fecha de las elecciones) y el 22 de septiembre (fallo de la Corte), sentimos muchas cosas. En esos 30 días en donde todas las fuerzas quedamos en vilo y nos interrumpieron el sistema democrático, la única fuerza que luchó para recuperar la democracia fue el Partido Justicialista, gracias a reflejos, lealtad y acampes”, y antes de que Jaldo completara la frase la multitud respondió con aplausos, bombos y platillos.

El vicegobernador pidió autocrítica a las demás fuerzas políticas por no “defender la democracia” durante esas jornadas. “Este es el momento de unirse. Que nadie se confunda: la columna vertebral del gobierno es el PJ. El mensaje es trabajar mucho para solucionar los problemas, sobre todo quienes tenemos responsabilidad institucional. Nos mantengamos juntos. El año que viene volveremos a competir y volveremos a ganar”, pidió el presidente de la Cámara. “Viva Perón. Con Alperovich, con Manzur y con el PJ”, cerró Jaldo su discurso en un acto plagado de liturgia peronista. El pedido de unidad se produjo luego de una semana de críticas en el oficialismo con el anuncio casi en simultáneo de Jaldo y Manzur acerca de la emergencia en seguridad, política carcelaria y en recuperación de adicciones.

“No se ha choreado”

Beatriz Rojkés fue la última en hacer uso de la palabra. Recordó con aciago las noticias publicadas en los medios el año pasado en torno de las elecciones. “Tener que discutir el voto de los pobres, que algunos pidan el voto calificado... El planteo a los jueces era que los peronistas no tenían la capacidad de votar. Lo que no tenían Cano, Amaya and company era dignidad, porque a las elecciones se las gana con votos”, fue la primera crítica de la ex primera dama provincial.

La ex senadora destinó sus 12 minutos de alocución (el discurso más largo del evento), a criticar las políticas del gobierno nacional. “No me gusta verlo andar en bicicleta o a los besos (en referencia al presidente, Mauricio Macri y su esposa Juliana Awada). Hay inflación, están desfinanciando (las provincias) y están entregando las Malvinas; pero ellos pasean en bici o se besan en un hotel lujoso de Manhattan”, disparó. Y agregó: “desde la derecha gobernante quieren decir que todas las obras están mal hechas, que todos somos corruptos. Acá no se ha choreado (sic), las obras están, (las obras del plan) Más Cerca están. Los vi tantas veces amanecerse a José, a Osvaldo y Juan en mi casa, buscando soluciones. Lo que más me dolió fue ver que había compañeros con los otros (en referencia al peronismo disidente que se alió al ApB)”.

Rojkés cerró el acto pidiendo un aplauso por los militantes en el acto. Los espectadores corearon con los dedos en v la marcha peronista. El más eufórico fue el “mellizo” Orellana, que cerró los ojos para cantar y acompañaba el ritmo con un mohín de manos.

“Vetar o no es una facultad exclusiva del gobernador Juan Manzur. La ley de emergencia en seguridad es una norma consensuada. El PE deberá estudiar el texto”, dijo Jaldo en referencia a la normativa sancionada ayer por la Legislatura. Aclaró que la relación con el gobernador es “excelente”.