PARA BAILAR Y CANTAR

Los Coplanacu instalan su peña en Central Córdoba

Cartelera con Adriana Tula, Lucho Hoyos, Mono Villafañe y La Yunta.
Compartir
VIGENCIA. El dúo folclórico ya cumplió 31 años en los escenarios. Telam.

ACTÚA HOY
• A las 22
en Central Córdoba (en avenida Alem 790).

Los que años tras años concurrían a Cosquín, el festival mayor del folclore, sabían que una cita obligada eran las peñas y, en particular y hasta hace poco, la del Dúo Coplanacu. Durante 13 ediciones Julio Paz y Roberto Cantos convocaron a este espacio alternativo, donde además de cantar también se podía bailar y se respiraba un espíritu menos ceremonioso o solemne, si se quiere. Para explicar las razones del final de ese ciclo, Cantos apuntó que el propio dúo había perdido el carácter “alternativo” que había sido la génesis del espacio.

Este año, la peña volvió a la ciudad cordobesa, aunque sobre el escenario. “El encuentro que proponemos es lo que nos interesa; esa es nuestra columna vertebral. El público disfruta mucho”, explica Paz durante una entrevista con LA GACETA. “El músico popular tiene que comunicar las cosas del alma”, define ante una pregunta.

- ¿Por qué crees que la gente disfruta tanto con la peña?

- Creo que cuando la creamos en Cosquín la gente iba mucho porque se le daba la oportunidad a los que no la tenían, a músicos muy talentosos. Hace unos años dijimos “nos vamos de Cosquín” e hicimos itinerar la peña por varios lados, y es la primera vez que llegamos a Tucumán. En Cosquín surgió porque no se les daba espacio a los músicos que no eran taquilleros, pero de mucha calidad. Hay un encuentro y una conexión con la gente que no pasa en otros lados. Y bueno, es una apuesta más que hicimos con Roberto.

- Ustedes tocan también...

- Más vale que vamos a tocar. La gente puede bailar y cantar; además de los invitados propiciamos que la gente participe. Creemos que el folclore es eso, la integración del público con los músicos.

- ¿Cómo se ven en el escenario folclórico?

- Ya tenemos 31 años como dúo, el año pasado sacamos un disco por los 30, y ahora ya encaramos la temporada alta con festivales en distintas partes del país. Te diría que hemos quedado defendiendo canciones aparentemente chiquitas… Vemos que hay propuestas nuevas de los changos más jóvenes, pero a nosotros nos toca defender o mejor dicho, estamos sosteniendo, disfrutando y comunicando las chacareras y la zamba, los géneros más tradicionales, porque hay millones de temas. No se puede olvidar a los grandes poetas como el Chivo Valladares. En cuanto a un nuevo disco, estamos preparándolo; somos como los juglares que viajaban y en ese ir y venir llevaban cosas de un lugar a otro; los músicos tienen que comunicar las cosas del alma de cada lugar.