Los chicos tucumanos, líderes en el consumo de gaseosas

Desde mañana, expertos de Argentina y de otros países intercambiarán experiencias sobre cómo frenar la epidemia mundial de obesidad.

21 Sep 2016
1

“La obesidad es en nuestro país un grave problema de salud pública, ya que compromete la salud de los niños, afectando su presente y futuro, la de los adultos en su etapa productiva, a las embarazadas con riesgo de vida para ella y su descendencia y por último, con una alta mortalidad, cuando llega a la etapa de obesidad mórbida”, detalla Francisco D’ Onofrio, graficando la importancia de espacios como el II Simposio internacional sobre esa problemática, que se desarrollará entre mañana y el viernes en Tucumán en el Auditorio Mercedes Sosa y en el Hilton Garden Inn. El foro es organizado por el Ministerio de Salud Pública de Tucumán, y al comité de honor lo integran la ministra del área, doctora Rossana Chahla, y los médicos Gustavo Vigliocco, Alfredo Bunader y Lucía Cebe, con la presencia del mexicano Raúl Morin Zaragoza como presidente honorífico.

La agenda promete visitas de expertos de la Argentina (Alberto Cormillot, entre otros) y del resto del mundo. Entre los temas que se desarrollarán en distintos paneles se destacan los avances farmacológicos, la obesidad infantil, seguimiento de la cirugía bariátrica, la prevención de la diabetes, nutrición, alimentos, historia de la enfermedad en el país, obesidad en niños, en adultos, obesidad y salud mental, y cruce de experiencias de políticas públicas sobre la patología en todo el mundo. También habrá talleres de actividad física y clases abiertas para toda la comunidad (mañana, entre las 9 y las 12, en la Plaza Independencia).

Si en todo el orbe inquieta el avance de la obesidad, hay datos sobre malos hábitos alimenticios de los tucumanos que vale tener en cuenta. Un ejemplo que acerca D’onofrio, en base a un estudio reciente: la población adolescente tucumana es la mayor consumidora de bebidas gaseosas azucaradas de la Argentina, lo que muestra la necesidad de encarar campañas públicas de educación alimentaria.

“En Argentina, los resultados de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud de la Nación (2013) muestran una prevalencia de sobrepeso en mayores de 18 años en el país del 37,1 %, mientras que la prevalencia de obesidad es del 20,8 %. Pero Tucumán tiene el 21.6 %; o sea que 200.000 adultos mayores de 18 años- lo que equivale a que más de la mitad de la población- tiene exceso de peso”, afirmó el experto en Nutrición.

Con la mirada puesta en el género, señaló que los últimos informes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) muestran a los varones de Argentina liderando la obesidad en Sudamérica.

Desde una perspectiva social, las estadísticas para todo el país también inquietan: según el Inadi (datos de 2013) el 78% de la población obesa se siente discriminada. Y D’Onofrio enfatiza en el otro costado de la obesidad que es generado en contexto de pobreza, y que a veces queda opacado por la desnutrición.

“Las medidas para el abordaje integral, con un enfoque transversal al gobierno, como ocurre en México, deben ser urgentes, por los altos costos económicos y sociales que generan las enfermedades asociadas, como diabetes tipo2, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, ciertos cánceres, alteraciones articulares y depresión, por comentar las más comunes que genera esta patología”, afirmó el responsable del Programa de Atención Integral de la Obesidad en Tucumán.

Comentarios