Un empujón para que los chicos se enamoren de las ciencias

Se presentó ayer el estudio “Actitud de los estudiantes del Ciclo Medio de la provincia de Tucumán hacia el estudio de las Ciencias”, que encararon el Conicet, la UNT y el Ministerio de Educación de la Provincia, con financiamiento del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación. Datos que son herramientas para orientar políticas públicas en distintas áreas.

19 Ago 2016 1 1
1

EN EL MERCEDES SOSA. Julio Saguir y Daniel Campi acompañaron la presentación del estudio realizado por expertos del Conicet y la UNT. LA GACETA / FOTO JORGE OLMOS SGROSSO.

Que a los chicos les interesen las cuestiones científicas y tecnológicas no es un objetivo menor: al fin y al cabo, ellos serán la fuerza laboral del futuro. Y lo que se perfila, cuando se piensa en la demanda futura de trabajo, son ingenieros, biotecnólogos, expertos en telecomunicaciones, en robótica o en especialidades cada vez más complejas y multidisciplinarias, y a las cuales las carreras tradicionales no podrán dar respuesta.

Ahora bien, en Tucumán, para poder arribar a ese diseño de futuro, se necesita trabajar tanto con la Escuela como con la Universidad, como con la sociedad civil, porque los chicos valoran las carreras científicas, pero son pocos los que eligen cursarlas. Datos que arroja un estudio reciente: el 95% de los jóvenes tucumanos valora la importancia de las ciencias para el desarrollo de los países, y el 82% dice que estudiar ciencias le permitiría ser más creativos. Pero, de ese universo, sólo tres de cada 10 afirman que les gustaría estudiar una carrera de índole científica o tecnológica.

Esas fueron algunas de las reflexiones que circularon ayer en el auditorio del Mercedes Sosa, donde un equipo de trabajo multidisciplinario presentó el estudio “Los jóvenes, la ciencia y la tecnología. ¿Un futuro posible? (Un estudio sobre la actitud hacia la ciencia y la tecnología de los estudiantes del ciclo medio en la provincia de Tucumán)”. El informe en cuestión -una encuesta realizada a alumnos del último curso de escuelas medias de toda la provincia, es parte de un proyecto que fue financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación productiva de la Nación.

Ayer, en la presentación del trabajo (en el Mercedes Sosa hubo muchos alumnos y docentes) estuvieron el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer; el secretario de Planeamiento de la Provincia, Julio Saguir; el secretario de Ciencia y Ténica de la provincia, Mariano Garmendia, Cristina Apella (Ciencia y Técnica y Posgrado de la UNT), Daniel Campi (ISES- Conicet) y Elisa Colombo, titular del Conicet Tucumán e integrante del Instituto de Investigación en Luz, Ambiente y Visión de la UNT.

Precisamente, la doctora Colombo fue la ideóloga de este proyecto, y se le fueron sumando miembros de las facultades de Psicología (Javier Santillán, Adrián Chirre y Elisa Lazarte y Ciencias Económicas de la UNT (Nora Jarma, Christine Isgro y Adriana Pérez) y Roxana Laks (Ciidept). Al trabajo de campo lo hicieron 40 encuestadores voluntarios de Psicología, sobre 2.040 alumnos de 120 escuelas públicas y privadas, urbanas y rurales, de la Provincia.

Se indagó, entre otros ítems, si los adolesdentes perciben que la ciencia es creativa; si es útil para la vida diaria; nivel educativo de los padres; por qué medios se informan sobre temas científicos y tecnológicos (usan LA GACETA tanto para informarse como para sus tareas áulicas); cómo influyen los docentes en sus elecciones de carrera; cuáles son las materias que más les cuestan. Como coincidieron todos los funcionarios que participaron en la presentación, las respuestas incluidas en la encuesta, más la interpretación y el análisis de ese contenido a a cargo de expertos arrojan datos que trascienden el tema específico de la convocatoria. Esos datos, se indica, deberían servir tanto al área educativa como los otros sectores del Estado, incluidas las intendencias (hay rica información de índole territorial) para el diseño de políticas públicas y acciones.

En la presentación del estudio, Campi destacó la importancia de la soberanía científica en un mundo cada vez más interdependiente (“la importancia de producir aquí en casa, para mejorar la competitividad”). A su vez, Saguir remarcó la importancia de ese estudio que impacta sobre los jóvenes tucumanos, en el marco del Bicentenario. Por su parte, Lichtmajer propuso (entre otras acciones), crear un Instituto de Investigación en Ciencias de la Educación, y profundizar el Centro de Innovación e Investigación para el Desarrollo Educativo, Productivo y Tecnológico (Ciidept) como un centro de práctica y conocimiento de las ciencias.

La doctora Colombo, anfitriona de la presentación del informe, destacó “la coherencia de las respuestas” y enumeró las acciones que habría que encarar para que los adolescentes tucumanos puedan vencer la parálisis que les provocan las disciplinas científicas.

Entre las reflexiones “postencuesta”, se señala la necesidad de reforzar visitas a reservas, museos o exposiciones de ciencia y tecnología (siete de cada 10 alumnos afirma no haber realizado esa experiencia), así como las visitas a fábricas, empresas o industrias, que estimulan vocaciones científicas. Pero la frase de Colombo que sintetizó el desafío que se le plantea a la sociedad fue: “no se elige hacer una carrera científica en el último año del colegio; eso se construye desde el Jardín de Infantes”.

de los encuestados afirma que cuando no entiende algo, le da curiosidad y lo investiga
 
77% 
afirma que le resulta interesante aprender sobre los avances y descubrimientos en CyT
 
84% 
de los encuestados respondieron que “la ciencia explica cómo suceden las cosas”
 
46 %
de los alumnos encuestados respondió que le gusta hacer experimentos
 
78%
de los encuestados respondió que aprender Ciencia en la Escuela le permite ser más creativo.
 
48%
reconocen haber sido motivados por los profesores a estudiar ciencias. 
 
80% 
de los encuestados miran con frecuencia programas de TV sobre Cy T y naturaleza.
 
47%
dice que no le gusta estudiar Física. Al 43% no le gusta estudiar Matemáticas. 
 
80% 
de los encuestados usan internet para extraer información sobre Ciencia y  Técnica.
 
90% 
de los alumnos de las escuelas técnicas usan internet para extraer información sobre CYT. 
 
60%
de los secundarios usan LA GACETA para informarse sobre CyT y para trabajar el tema.
 
40% 
de los encuestados dijeron que usan revistas para informarse sobre Ciencia Y Técnica.

 81% 
de los encuestados afirma que cuando no entiende algo, le da curiosidad y lo investiga

77% 
afirma que le resulta interesante aprender sobre los avances y descubrimientos en CyT 

84% 
de los encuestados respondieron que “la ciencia explica cómo suceden las cosas” 

46 %
de los alumnos encuestados respondió que le gusta hacer experimentos 

78%
de los encuestados respondió que aprender Ciencia en la Escuela le permite ser más creativo. 

48%
reconocen haber sido motivados por los profesores a estudiar ciencias.

 
80% 
de los encuestados miran con frecuencia programas de TV sobre Cy T y naturaleza. 

47%
dice que no le gusta estudiar Física. Al 43% no le gusta estudiar Matemáticas. 

80% 
de los encuestados usan internet para extraer información sobre Ciencia y  Técnica.

90% 
de los alumnos de las escuelas técnicas usan internet para extraer información sobre CYT. 

60%
de los secundarios usan LA GACETA para informarse sobre CyT y para trabajar el tema.

40% 
de los encuestados dijeron que usan revistas para informarse sobre Ciencia Y Técnica.

1 Comentarios

Comentarios 1

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte

Más recientes

Francisco_Vergalito #1 19 Ago 2016 09:50 Hs

Existe algo que se llama "ciencias sociales", pero la encuesta parece no contemplarlas (dado que hay preguntas que hablan sobre física y matemática, pero no sobre materias próximas a las ciencias sociales). Lo que tiene que hacer la universidad argentina es limitar el acceso a las humanidades y multiplicarlo a las ciencias duras: que haya 2000 ingresantes de abogacía por año y sólo 300 de ingeniería es parte del problema, esa cifra debería invertirse.