“Cuanto más conocés sobre otros países, más valorás vivir en paz”

Unos 780 alumnos del nivel medio realizaron el Modelo de la ONU. Reflexiones al contemplar el drama de otras naciones.

13 Ago 2016 2

Caminan presurosos, bien erguidos, con sus trajes sobrios e impecables y sus infaltables keffiyeh o pañuelos árabes sobre la cabeza. Por las soleadas galerías del Liceo Gregorio Aráoz de La Madrid, el imaginario edificio de la Organización de las Naciones Unidas, los embajadores de Arabia Saudita y de Palestina se cruzan con mujeres de colorido atuendo oriental. Las chinas saludan con un leve ademán de cortesía y siguen conversando, mirándose con esos ojos bien rasgados con delineador negro. No es de extrañar que a la puesta del sol, los musulmanes saquen su alfombrita para postrarse a orar mirando hacia la Meca.

Así es el modelo de la ONU implementado hace dos décadas en la Argentina. Vino de la mano de la asociación Conciencia y desde entonces se ha multiplicado por todo el país, sin perder su esencia, pero conquistando autonomía. Juan Francisco Murga, presidente del comité organizador, explica que su trabajo y el de otros voluntarios es propiciar que el modelo se desarrolle como una réplica exacta del original. Pero el 100% lo hacen los chicos. Este año participaron 780 alumnos de 50 colegios.

El estricto protocolo impide hablar durante la Asamblea General. En los jardines, en un alto de una agenda que comienza a las 8 y termina a las 22, entre el jueves y ayer, Simón Alvarez Cabbad, de 15 años, cuenta su experiencia. Es embajador de Palestina. Estudiar sobre este país le permitió conocer sobre un tema que tantas veces escucho hablar en su familia, de ascendencia siria: el drama de la Franja de Gaza (límite entre Israel y Palestina).

“Me da mucha impotencia saber que países enteros se van despoblando a causa de las guerras”, dice Simón angustiado. Guillermo Sebastián Jesús Miranda Casal, de 17 años, del instituto Carducci, lo mira desolado. Como embajador de Siria siente una gran tristeza por lo que pasa en el país que representa. “Las bombas no distinguen niños ni ancianos, la gente sobrevive como puede. Quieren irse en busca de paz pero nadie quiere recibirlos”, describe el drama de los refugiados. A Braian Castro, de 15 años, alumno del Liceo, le ha tocado Omán (sudeste de Asia) y reflexiona: “no hay bien más preciado que la paz. Nosotros en Argentina no nos damos cuenta de la importancia que tiene la paz. Aquí en Tucumán, judíos y árabes conviven como amigos. En cambio, en el resto del mundo no es así. El dinero y el poder separan a los pueblos. Cuanto más conocés sobre otros países más comprendés lo importante que es vivir en paz”.


Unos 5.000 alumnos ya participaron del modelo

“El modelo de la ONU es un programa educativo que simula los distintos órganos que conforman las Naciones Unidas. Los alumnos participantes, todos de escuelas medias, toman la representación de un país y tienen que debatir sobre un tópico que les propone la asociación. Terminan escribiendo un proyecto de resolución igual al que se emite en las Naciones Unidas. Todos los proyectos son enviados a la asociación civil Conciencia, la iniciadora del modelo, y desde allí se mandan a la ONU”, explica el presidente del comité organizador Juan Francisco Murga.

Murga, que hoy tiene 26 años, se inició en el modelo cuando era estudiante secundario. Pasó por todos los niveles, como la mayoría de los 60 voluntarios que participan en el proyecto. Todos son jóvenes, la mayoría, universitarios y trabajan los fines de semana, de marzo a agosto, para capacitar a los chicos. El programa se financia solo con el aporte de los alumnos para sostener los gastos de los dos días íntegros que los chicos pasan debatiendo.

En el modelo se representan los distintos organismos que conforman las Naciones Unidas en la realidad, con las funciones y roles que le son propios, la Asamblea General y sus comisiones, como también el Consejo de Seguridad y el Consejo Económico y Social. En la Asamblea General hay 270 participantes como en la vida real. Los alumnos trabajan sin la guía de docentes ni padres.

“El mayor valor no es el pedagógico, sino la práctica, las relaciones entre pares, el desarrollo de la oratoria, aprender a perder el miedo a hablar en público”, explica el coordinador. Ya han pasado más de 5.000 chicos tucumanos por el modelo de la ONU desde que comenzó en 2002 .

2 Comentarios

Comentarios 2

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte

Más recientes

Rocío Morales #2 13 Ago 2016 18:00 Hs

La verdad q estos modelos te cambian la vida, es impresionante lo que se aprende de otras culturas . Este año me tocó ser vicepresidente 2da del consejo economico y social y fue un orgullo... es mi ultimo.año y me voy enamorada de este modelo.

Martita Cienfuegos #1 13 Ago 2016 13:04 Hs

un orgullo nuestros alumnos...un orgullo nuestra juventud!!!