Insultos, pedradas y varios móviles destrozados en un enfrentamiento entre taxistas y municipales - LA GACETA Tucumán

Insultos, pedradas y varios móviles destrozados en un enfrentamiento entre taxistas y municipales

Inspectores del Sutrappa, Tránsito y Transporte municipal se presentaron en una remisería y secuestraron cuatro taxis que no estaban en regla.

30 Jul 2016
3

VIOLENTA DISCUSIÓN. Después de que se secuestraran vehículos, los autos ilegales volvieron a la agencia a reunirse y después trabajar normalmente.

“¡Controlen a los que andan robando y dejen trabajar, sinvergüenzas!”, vociferó una mujer desde la vereda de su casa, en Villa 9 de Julio. La vecina también se encargó de lanzar todo tipo de calificativos hacia los inspectores municipales que habían irrumpido de improvisto en una remisería, frente al estadio del club Sportivo Guzmán. Antes de que los agentes consiguieran secuestrar cuatro vehículos, hubo persecuciones, gritos, insultos y hasta volaron piedras.

El operativo se realizó luego de que las autoridades decidieran realizar controles por el incremento de delitos cometidos por taxistas. Vehículos de Tránsito y Transporte municipal, del Sutrappa y del Sistema de Emergencias 911 llegaron juntos a la esquina de Juan José Posse y Juramento, ayer al mediodía, donde funciona la agencia “La Nueva Estrella”. Según indica la fachada, se trataría de una empresa subsidiaria de la firma “5 Estrellas”.

Cuando los vieron acercarse, algunos taxistas que estaban sentados al volante atinaron a encender los motores, treparon a las veredas e intentaron escapar: algunos lo consiguieron, otros no. Hubo otro chofer que se encontraba dentro del local y que, cuando puso un pie afuera, ya estaban trepando su auto a un camión municipal. Era un vehículo de Banda del Río Salí que ni siquiera llevaba pegada la franja a cuadros que les coloca el Sutrappa.

Desesperado por no poder retener su auto, el taxista comenzó a gritar e insultar a los inspectores. Los curiosos empezaron a asomarse, alertados por los alaridos y las obscenidades que se escuchaban. Pero la pelea dejó de ser el foco de la escena cuando, a no más de 10 metros, los municipales obligaron a parar a otro auto de alquiler. Este vehículo llevaba una estrella pegada en el parabrisas, una calcomanía que lo identificaba como taxi de Banda del Río Salí, un reloj taximetrero, pero tampoco había sido ploteado. Su chofer paró en medio de la calle y bajó enfurecido.

“Tengo a mi mamá de 85 años que está enferma y necesito ir a comprarle sus medicamentos. No estoy trabajando, ni siquiera tengo el reloj encendido”, juraba el chofer, frente a la puerta de la remisería. “No trabajo acá, necesito el auto, señor”, les imploraba a los inspectores, quienes ya habían dado la orden de que se secuestrara el vehículo. “Quedé parado aquí porque estaban ustedes y no podía avanzar. Mire, si ni siquiera tengo encendido el reloj”, insistía.

Ante la negativa de los inspectores, el chofer cerró el vehículo y retiró la llave. “No se lo van a llevar”, desafió. Hasta eso, ya se habían acercado varios taxistas y sumado a la discusión, que cada vez se tornaba más violenta. “Llamen a los demás compañeros por radio y que vengan ya todos para aquí”, impartió la orden uno de ellos y otro lo transmitió en el acto.



Les quitaron la moto

Los municipales terminaron de cargar los autos para retirarse, pero no fue tan fácil. Una lluvia de piedras los obligó a refugiarse detrás de los vehículos oficiales, que fueron destrozados por las pedradas. Mientras los inspectores se retiraban, pidieron refuerzos a Infantería para que recuperara una moto que había sido retenida por los taxistas. “Era una moto naranja que teníamos para fotomulta”, indicó el subsecretario de Tránsito, Enrique Romero. Momentos después, la Policía recuperó el rodado.

“Han destrozado tres móviles y una moto, motivo por el cual esa empresa va a tener que pagar todos los daños que ha ocasionado. Con los videos que tenemos vamos a proceder a la identificación de los sujetos y a iniciar una demanda penal en contra de ellos. En cuanto a las licencias, vamos a proceder a su derogación debido a la inconducta; incluso me contaron los inspectores que muchos de esos personajes estaban con aliento a alcohol por lo que parece que estaban tomando, son sectores violentos”, advirtió Romero.

En ese sentido, el funcionario municipal remarcó que los choferes suelen ser “muy temerarios” a la hora de evadir controles. “Ya tenemos un agente del Sutrappa que ha sido arrastrado 600 metros sobre el capó de un auto en medio del parque (9 de Julio). A la hora de labrar un acta de infracción, se ponen muy violentos”, denunció.

A lo largo del resto del día, los controles de rutina continuaron en distintas avenidas de la capital, aunque ya sin ese nivel de violencia.

Sin embargo, en “La Nueva Estrella” la actividad continuaba. Según pudo observar y fotografiar un equipo periodístico de este diario, tres horas después del operativo había cerca de 30 hombres reunidos en la puerta de la empresa. Sobre las calles aledañas estaban estacionados la misma cantidad de autos de alquiler, la mayoría pertenecientes a Banda del Río Salí, Alderetes y Las Talitas. Esperaban órdene para salir a trabajar nuevamente.

EL PASO A PASO DE LA POLÉMICA


1 La Policía realizó un informe estadístico en el que se informa que hubo casi 20 hechos delictivos denunciados cometidos por taxistas.
2 Fuentes judiciales confirmaron a LA GACETA que los robos y los abusos sexuales fueron los delitos más cometidos por choferes de taxis.
3 Antonio Rodríguez, referente del sector taximetrero, aseguró que conocía casos de personas con permisos extramuros que estaban manejando taxis.
4 Carlos Pizarro, del sindicato de choferes, exclamó que la solución es blanquear a los conductores, ya que al ahora los propietarios “le dan el auto a cualquiera”.
5 Las autoridades de Transporte, del Sutrappa y del Concejo Deliberante dijeron que es imposible que alguien con permiso extramuros maneje un taxi.
6 Investigadores descubrieron que una banda alquiló un taxi para cometer asaltos. Los delincuentes se tirotearon con la Policía en un cañaveral de Los Pérez.
7 El Enacom descubrió que algunos taxistas ingresaban con la radio a la frecuencia policial para evitar los controles. Se labraron 25 actas en dos operativos.
8 Los taxistas en regla exigen en una nota de LA GACETA que los controles sean severos y se penalice a todos aquellos que circulan sin la documentación
9 En el primer gran control que se realiza tras la polémica, surgen graves incidentes. Los inspectores reciben piedrazos al secuestrar cinco taxis.


1 La Policía realizó un informe estadístico en el que se informa que hubo casi 20 hechos delictivos denunciados cometidos por taxistas.

2 Fuentes judiciales confirmaron a LA GACETA que los robos y los abusos sexuales fueron los delitos más cometidos por choferes de taxis.

3 Antonio Rodríguez, referente del sector taximetrero, aseguró que conocía casos de personas con permisos extramuros que estaban manejando taxis.

4 Carlos Pizarro, del sindicato de choferes, exclamó que la solución es blanquear a los conductores, ya que al ahora los propietarios “le dan el auto a cualquiera”.

5 Las autoridades de Transporte, del Sutrappa y del Concejo Deliberante dijeron que es imposible que alguien con permiso extramuros maneje un taxi.

6 Investigadores descubrieron que una banda alquiló un taxi para cometer asaltos. Los delincuentes se tirotearon con la Policía en un cañaveral de Los Pérez.

7 El Enacom descubrió que algunos taxistas ingresaban con la radio a la frecuencia policial para evitar los controles. Se labraron 25 actas en dos operativos.

8 Los taxistas en regla exigen en una nota de LA GACETA que los controles sean severos y se penalice a todos aquellos que circulan sin la documentación

9 En el primer gran control que se realiza tras la polémica, surgen graves incidentes. Los inspectores reciben piedrazos al secuestrar cinco taxis.

“Esa agencia es un nido de vehículo ilegales”

Piden no abordar taxis de otros municipios

Si “La Nueva Estrella” estaba habilitada o no para funcionar como remisería es un dato que no pudo ser confirmado. “Sería una empresa que estaría habilitada, pero a ese dato todavía no lo pude chequear”, explicó el subsecretario de Tránsito, Enrique Romero. “Sí sabíamos de ese nido de vehículos ilegales, que son de otras jurisdicciones, y en ese aspecto se trabajó”, agregó.

El resultado del operativo de ayer fue cuatro vehículos de alquiler secuestrados por distintas infracciones. “Uno de ellos solamente tenía un cartel que decía ‘auto rural’. Además, hay varios que se dieron a la fuga por las veredas”, comentó Romero. Y advirtió: “vamos a seguir con estos operativos sorpresa en distintos lugares de la provincia. Así que les vuelvo a comunicar a los taxistas que pongan las cosas en orden porque no nos van a torcer la mano”.

El funcionario municipal reiteró que en los operativos se controla la ART del conductor, la declaración de la AFIP para el caso de los choferes monotributistas y el carnet del Registro Único de Choferes que se comenzará a entregar en los próximos días, según anunció el propio Romero. “También vamos a ir implementando otros medios de seguridad en el taxi como un logo con el cual el ciudadano podrá identificar desde su celular de quién es el taxi y quiénes son los choferes del vehículo”, adelantó.

Por último, el subsecretario de Tránsito apeló a la colaboración de los pasajeros en la lucha contra los taxis ilegales. “Le pido a la ciudadanía que no tome vehículos que no sean de la capital. Ahora vamos a trabajar con los otros municipios (Banda del Río Salí, Las Talitas, Alderetes y Yerba Buena) para hacer controles conjuntos y operativos cruzados. Me manifiestan ellos que hay taxis que sacaron la licencia hace cinco o seis años y no volvieron nunca más a renovarla y están circulando acá con el ploteo, pero son autos que no están habilitados”, remarcó.

Comentarios