La arritmia que tuvo Macri no deja secuelas, dijo el jefe de la Unidad Médica Presidencial

Salzberg señaló que el tratamiento consistirá en medicación durante tres o cuatro semanas. La agenda, sin alteraciones.

06 Jun 2016
1

FOTO ARCHIVO

BUENOS AIRES.- El jefe de Unidad Médica Presidencial, el cardiólogo Simón Salzberg, afirmó hoy que el corazón del presidente Mauricio Macri está sano y que la arritmia que sufrió el mandatario el viernes no deja secuelas, por lo que no va a tener "restricciones laborales".

Salzberg señaló que a partir de ahora el tratamiento que deberá seguir Macri consistirá en medicación durante tres o cuatro semanas y su evolución se seguirá con exámenes semanales.

"Tratamos al presidente como a cualquier paciente", dijo el médico cardiólogo, quien reveló que Macri "se preocupó, pero no se asustó en absoluto" tras el episodio de arritmia.

"Cuando él nos consulta, lo ve el médico que estaba en Olivos y detecta un pulso irregular. Cuando detectamos la fibrilación auricular, actuamos como se actúa habitualmente", contó Salzberg, quien especificó que los cuadros de arritmia "remiten espontáneamente".

"Esperamos una hora y media y cuando hicimos el segundo chequeo, persiste la arritmia", agregó en diálogo con radio Continental, por lo que los médicos decidieron intentar la reversión y en conjunto con el presidente eligieron la clínica donde realizar el procedimiento.

Salzberg precisó que "se le hizo una ecografía para ver cómo está el corazón, algo de rutina, además del electrocardiograma" y que el mandatario en general restricciones laborales no va a tener , ni va a tener ningún tipo de sedación y que su agenda oficial en los días sucesivos no sufrirá alteraciones, en lo que refiere a motivos de salud.

Según se informó oficialmente, Macri retomará hoy su agenda de actividades tras descansar el fin de semana en la quinta Los Abrojos luego del chequeo médico al que fue sometido el viernes a la noche en la Clínica Olivos (Télam)

En Esta Nota

Mauricio Macri
Comentarios