La harina de algarrobo es apta para personas con celiaquía

12 Abr 2016

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) descubrió que la harina del fruto del algarrobo tiene un alto nivel nutricional y es totalmente libre de gluten, por lo que puede ser consumida por personas con celiaquía. El estudio, que comenzó hace una década en el Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos (Cidca) (UNLP- Conicet) a partir de la harina de algarrobo europeo, mostró que de todas las muestras analizadas sólo una proveniente del NOA es totalmente libre de gluten.

La directora del proyecto, María Cecilia Puppo, explicó que el objetivo fue hallar “nuevos alimentos saludables y nutritivos” y por eso comenzaron a evaluarse las propiedades físicoquímicas del fruto del algarrobo.

Las conclusiones fueron contundentes: el tipo de nutrientes presentes en la harina de algarroba, su alto contenido de fibra, minerales y antioxidantes fenólicos y la calidad de las proteínas libres de prolaminas la convierten en un ingrediente de alto valor nutricional y apta para celíacos. Puppo detalló que se analizó la composición química y nutricional de las vainas, harinas y semillas del fruto del algarrobo blanco (Prosopis alba) y del algarrobo negro (Prosopis nigra).

La harina de algarroba presentó además “alto contenido de azúcares solubles, fibra dietaria y también alto contenido de calcio, potasio, magnesio y cinc”. También se detectó un nivel importante de polifenoles que tienen destacada importancia por su capacidad antioxidante y, según Puppo, la harina de algarroba es “más rica en vitaminas y minerales que la de trigo comercial” y con un nivel muy bajo de prolaminas, lo que confirmó que es apta para celíacos.

Comentarios