Se fugaron cuatro peligrosos presos de la Seccional 10ª

Se trenzaron en una pelea con los policías; uno de los detenidos tenía un arma de fuego en su poder.

08 Abr 2016
2

ZONA ROJA. La dependencia está ubicada en la zona de Villa 9 de Julio. LA GACETA / FOTO DE JOSE NUNO

La Policía busca intensamente a cuatro de los siete presos que se escaparon anoche pasadas las 20 de la Seccional 10°. Los prófugos son considerados como peligrosos por las autoridades.

Según informó la Policía, el hecho ocurrió a las 20.20. Aparentemente, el agente Alcides Moralera, que estaba de guardia, sacó del calabozo al detenido Daniel Cortés, quien es diabético, para que su esposa le inyecte insulina. Otros siete internos aprovecharon la oportunidad para empujar la puerta y salieron de la celda.

En ese momento, se trenzaron en una pelea con los agentes Walter Aquino, Julio Díaz y Pablo Demingo. Uno de los presos, además, tenía en su poder un arma de fuego con la que empezó a hacer disparos. Aún no se pudo establecer cómo fue que esta arma llegó a sus manos.

Durante la pelea, los policías lograron recapturar a tres de los detendios. Pero otros cuatro se fugaron.

Búsqueda

Los prófugos son Walter Juárez, Federico Acosta, Sergio Álvarez y Alejandro Monteros. El último, según comentaron fuentes policiales, estaba detenido por haber cometido un homicidio. Los otros tres tienen antecedentes por robo agravado y lesiones.

La fiscala Adriana Giannoni, que investiga el caso, les tomó declaración a los policías que estaban en la seccional al momento de la fuga.

Esta dependencia es una de las que se considera que están en mal estado y que no puede albergar a detenidos hasta tanto sea remodelada para cumplir con las normas de seguridad. La provincia ya hizo un informe a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, para obtener fondos nacionales para solucionar estos problemas.

La última semana de diciembre de 2015 la Corte Suprema, dictó un fallo que obliga al Poder Ejecutivo a resolver la crisis carcelaria. Esta problemática lleva varios años. Pero la muerte de los presos Emanuel Gallardo y Mateo Boris Visa en la comisaría de Yerba Buena motivo la presentación de un habeas corpus para que se deje de alojar presos en las comisarías.

Temas

Inseguridad
Comentarios