El Gobierno y el PJ van a la Corte Suprema local para que se expida sobre el fallo que anuló las elecciones

Esta mañana lo confirmó el gobernador Alperovich, en conferencia de prensa.

18 Sep 2015
1

ARCHIVO LA GACETA

El gobernador José Alperovich confirmó que este mediodía el Gobierno de la provincia y el Partido Justicialista presentarán, por separado, recursos de "per saltum" ante la Corte Suprema de Justicia local para que se expida a la brevedad sobre la validez del fallo de la Sala I en lo Contencioso Administrativo, que anuló las elecciones del pasado 23 de agosto.

Sin embargo, hay problemas de composición en el alto Tribunal. El presidente Antonio Gandur no intervendrá porque ya actuó en el proceso como titular de la Junta Electoral Provincial. Amén de que viajó a Europa, el vocal Antonio Estofán ha de excusarse por amistad con Arnaldo Ahumada, uno de los abogados que firmaron la demanda del Acuerdo para el Bicententario (ApB). La vocal Claudia Sbdar también se inhibe cuando litiga Ahumada, pero por la causal opuesta: enemistad manifiesta. 

Los propios Estofán y Sbdar admitieron que invariablemente se apartan de los pleitos en los que participa el abogado del ApB durante el proceso de per saltum (instituto que permite saltear la instancia) que iniciaron la Provincia y el senador oficialista Sergio Mansilla para que este pueda ser re-reelegido legislador pese a la restricción constitucional. En ese caso, la Corte interpretó que Ahumada se incorporó al litigio con posterioridad -para producir la excusación de los vocales-, y resolvió separarlo mediante la aplicación del artículo 28 del Código Procesal Civil y Comercial. El profesional protestó, pero su reclamo fue desestimado, y Estofán, Sbdar y el vocal decano René Goane autorizaron precautoriamente a Mansilla para encabezar una lista oficialista por la sección Oeste.

Descartados Gandur, Estofán y Sbdar, sólo quedan Goane y el vocal Daniel Posse. Este último suele excusarse religiosamente en los juicios de la Provincia de Tucumán porque su hermano, Jorge Posse Ponessa, es fiscal de Estado. Con la pretensión de romper esa tradición “familiar”, esta vez fue Posse Ponessa quien decidió apartarse. “Ante la posibilidad cierta de que la Corte Suprema intervenga en las causas judiciales (iniciadas por la oposición para voltear los comicios), se torna necesario garantizar la participación de los jueces naturales en ellas y dar transparencia al eventual trámite procesal”, explicó Posse Ponessa en la Resolución N° 571 de la Fiscalía de Estado. 

Fuentes del ApB anticiparon que atacarán la estrategia del funcionario alperovichista y recusarán a Posse. Este vocal llegó a la Corte a finales de 2010, luego de ocupar diferentes funciones en el Poder Ejecutivo de Alperovich (se convirtió en juez luego de ejercer un trimestre como defensor del Pueblo). Es el último de los tres miembros del alto tribunal que ese mandatario nombró (los otros son Estofán y Sbdar), y la oposición sostiene que no ofrecería garantías de imparcialidad para revisar el fallo de los camaristas Salvador Ruiz y Ebe López Piossek.

Comentarios