Merkel empuja el acuerdo de libre comercio con Brasil

La canciller de Alemania sugirió que el tratado podría implementarse “con velocidades diferentes” entre los países del bloque sudamericano. Tanto los gobiernos brasileños, uruguayos y paraguayos defendieron una mayor libertad para negociar. Los impedimentos.

21 Ago 2015
1

EN BRASILIA. Ángela Merkel, que está de visita en Brasil, brinda con Rousseff. reuters

BRASILIA.- La canciller alemana, Angela Merkel, no descartó la posibilidad de que el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea UE) se realice de manera tal que algunos países adhieran al tratado en “velocidades diferentes” al resto. “Debemos considerar si podremos encontrar formas que permitan velocidades diferentes”, dijo Merkel en Brasilia, donde se reunió con la presidenta Dilma Rousseff. Las negociaciones entre ambos bloques, que incluye la eliminación de barreras aduaneras para determinados productos, comenzaron en 1999, cuando el Mercosur estaba integrado solamente por sus socios fundadores: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Más tarde se incorporaron Venezuela y Bolivia. El gran obstáculo para que el tratado avanzara ha sido definir qué permitirá cada bloque que quede exento de aranceles. En ese sentido, los productos agrícolas son uno de los mayores escollos debido al temor de los sudamericanos de que sus producciones queden relegadas por falta de competitividad, ya que las europeas gozan de importantes subsidios estatales. Merkel planteó que Brasil está “muy interesado” en sellar el tratado con Europa, y está “listo” para hacerlo, lo que a su entender le da un nuevo impulso a las negociaciones. “Brasil está listo para el acuerdo; éste es el nuevo impulso que veo”, añadió. En su opinión, Rousseff tiene gran interés en que se llegue a un acuerdo. Merkel aseguró además que está en estrecho contacto con los gobiernos de Argentina, Paraguay y Uruguay, que también están interesados.

La normativa que rige en el Mercosur le impide firmar acuerdos de manera unilateral con otros países o bloques, sin el aval del resto de sus socios. “Por los compromisos dentro del Mercosur Rousseff no puede firmar acuerdos de libre comercio individuales, como sí lo hace Chile”, constató. Este fue uno de los puntos clave discutidos durante la última cumbre presidencial del Mercosur, que se realizó en Brasilia en junio pasado. Tanto Brasil como Uruguay y Paraguay defendieron en la cita una mayor libertad para negociar con otros países o bloques, y urgieron a acelerar la firma del acuerdo con Europa, que se espera avance a fin de año, cuando se prevé que ambas partes presenten sus respectivas listas de productos a ser negociados sin aranceles. (DPA)

Comentarios