Detienen al ex jefe de Gabinete de Lula por el caso Petrobras

Según la fiscalía, habría aceptado sobornos.

04 Ago 2015
1

PRESO EN SU CASA. José Dirceu fue el hombre fuerte del gobierno de Lula. TELAM (archivo)

CURITIBA.- La policía federal de Brasil arrestó al ex jefe de Gabinete, José Dirceu, el miembro más importante del partido gobernante detenido en medio de una amplia investigación por el escándalo de corrupción que sacude a la petrolera estatal Petrobras.

Dirceu, el principal funcionario gubernamental entre 2003 y 2005 durante el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, ya estaba bajo detención domiciliaria por su presunta implicación en un esquema de compra de votos. Su vinculación con un escándalo mucho mayor amenaza con empañar el legado del popular ex presidente.

El fiscal federal Carlos Fernando dos Santos Lima anunció que Dirceu fue uno de los principales instigadores del escándalo de Petrobras y aceptó sobornos mientras ejercía su cargo en el Gobierno.

Lima dijo que Lula no es un objetivo de la Fiscalía en estos momentos, pero reiteró que “nadie está exento de la investigación”.

La policía federal recibió otras siete órdenes de detención, entre ellas una para el hermano de Dirceu, y 26 pedidos de búsqueda y captura en la última ronda de la llamada “Operación Lavado de Autos”, que ha golpeado duramente al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

El tesorero del gobernante Partido de los Trabajadores Joao Vaccari fue arrestado en abril y renunció al cargo para concentrarse en su defensa. El ex ministro fue detenido en Brasilia tras una orden judicial dictada en Curitiba, donde se concentra la investigación. El fiscal Lima advirtió que Dirceu fue responsable de la contratación de dos ex ejecutivos de Petrobras involucrados en el escándalo: el ex jefe de refinación y abastecimiento Paulo Roberto Costa, y el ex director de ingeniería y servicios Renato Duque.

Dirceu es un histórico dirigente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), que se encontraba cumpliendo prisión domiciliaria en Brasilia, tras ser condenado a siete años y 11 meses de cárcel por comandar una red de pago de sobornos a legisladores durante el primer gobierno de Lula.

Dirceu y su hermano son dueños de la empresa JD Consultoría. Según el diario “Folha de Sao Paulo”, se convirtió en sospechoso en el caso Petrobras debido a que varias empresas constructoras presuntamente involucradas en los fraudes, realizaron pagos a su empresa de consultoría. Entre 2006 y 2010, después de que estallara el escándalo del “mensalao” -el soborno de legisladores-, Dirceu recibió como consultor pagos por unos 39 millones de reales (U$S 11,8 millones).

Empresas investigadas por los fraudes en Petrobras le pagaron 9,5 millones reales (unos U$S 2,87 millones) en la época en que la dirección de Servicios de Petrobras estaba a cargo de Duque, nombrado en ese alto puesto en la empresa por influencia de Dirceu, y que también está encarcelado.

La investigación, que comenzó en marzo del 2014, ha llevado a la cárcel a algunos altos ejecutivos de firmas de ingeniería de Brasil y provocó que Petrobras perdiera más de U$S 2.000 millones.

Decenas de legisladores, la mayoría pertenecientes a los partidos de la coalición de Gobierno de Rousseff, también han sido acusados de aceptar sobornos en el esquema de corrupción que escandaliza al país. (Reuters-DPA)

Comentarios