Francia y Alemania rechazan el plan para distribuir refugiados

“El plan es injusto e insostenible”, dicen los jefes de Interior francés y alemán. 77.000 refugiados llegaron por mar al Sur Los ministros del Interior de la UE sostienen una cumbre para definir la grave situación

DESDE NÍGER AL MAR. Un camión atestado de africanos emprende viaje hacia Libia, desde donde se embarcarán hacia algún lugar del Mediterráneo. reuters DESDE NÍGER AL MAR. Un camión atestado de africanos emprende viaje hacia Libia, desde donde se embarcarán hacia algún lugar del Mediterráneo. reuters
02 Junio 2015
PARÍS.- Francia y Alemania se quejaron del plan de redistribución de refugiados propuesto la semana pasada por la Comisión Europea. El plan es “injusto e insostenible”, señala un comunicado emitido por ambos gobiernos. La Comisión Europea planteó el reparto en 23 de los 28 países de la Unión un total de 40.000 refugiados en dos años para aliviar a Italia y Grecia.

El plan presentado en Bruselas prevé que los mayores contingentes sean enviados a Alemania y Francia en base a cálculos que incluyen factores como población, tasa de desempleo y riqueza. Sin embargo, el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, y su par alemán, Thomas De Maiziere, demandaron que la distribución sea más equitativa.

Los funcionarios alegaron que cinco estados miembros -Francia, Alemania, Suecia, Italia y Hungría- han acogido al 75 % de los solicitantes de asilo. Francia y Alemania “están dispuestas a examinar” la propuesta de la Comisión, señalaron, pero “este mecanismo debería ser temporal y excepcional y formar parte de un enfoque global sobre la inmigración”. “Este mecanismo de reubicación temporal debe fundamentarse en dos principios de igual importancia: responsabilidad y solidaridad”, insistieron.

Llamaron además a establecer centros conjuntos de ingreso de inmigrantes para procesar rápidamente las solicitudes y devolver a sus países a aquellos que no cumplan los requisitos. Asimismo abogaron por reforzar la agencia fronteriza Frontex y estrechar la cooperación con los países de origen.

Europa ha visto aumentar la llegada de inmigrantes de forma dramática en los últimos años. Según cifras de la Organización Internacional para la Migración, unos 77.224 refugiados llegaron en bote a países del Sur de la Unión Europea desde comienzos de 2015.

El manejo del creciente flujo de refugiados es uno de los principales temas que abordan por estas horas los ministros del Interior de los seis países más populosos de la Unión Europea -Alemania, Francia, Reino Unido, Polonia y España- en el castillo de Moritzburg, en el Este de Alemania. Esa agenda incluirá también la lucha contra el terrorismo islamista, la cooperación internacional contra el ciberterrorismo, el crimen organizado y los robos domiciliarios y de automóviles. Al encuentro han sido invitados la secretaria estadounidense de Justicia, Loretta Lynch, y el comisario europeo de Interior, Dimitris Avramopoulos.

Oleadas de inmigrantes cruzan el mar Mediterráneo en embarcaciones precarias huyendo de las guerras y la miseria en sus países, un desplazamiento que ha creado una grave crisis humanitaria en la zona. (DPA-especial)

Comentarios