El tucumano Gerardo Pisarello integra la fuerza de izquierda que hizo historia en Barcelona

El dirigente se radicó el España hace más de una década y es hijo de un histórico militante radical desaparecido.

26 May 2015
El tucumano Gerardo Pisarello, quien lideró junto a la activista anti desalojos Ada Colau la candidatura de izquierda "Barcelona en Común", que hizo historia venciendo en los comicios del domingo en España, aseguró hoy que el reto del nuevo gobierno municipal es "acabar con los privilegios" y "poner las instituciones al servicio de la ciudadanía". 

Habla perfecto el catalán, pero cuando lo hace en castellano se le nota el acento argentino. Pisarello nació en 1970 en Tucumán y es hijo de Ángel Gerardo Pisarello, un dirigente radical desaparecido durante la última dictadura militar en Argentina.  

"Nunca me hubiese imaginado que acabaría formando parte de un proyecto tan ilusionante, que logró conectar con los anhelos de cambio de la gente y que conseguirá algo inédito como es tener la primera alcaldesa de Barcelona", afirmó Pisarello en una entrevista a la agencia Télam.

Pisarello, doctor en Derecho y profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona (UB), fue el elegido por Colau para ser su número dos en la lista de "Barcelona en Común", la candidatura popular que aglutinó a varios partidos de izquierda y plataformas sociales y que el domingo arrebató la alcaldía de la capital catalana a Xavier Trias, de Convergencia i Unió (CiU).

El triunfo de esta iniciativa apoyada por Podemos en la segunda mayor ciudad de España, fue interpretado como un golpe contra el establishment y el inicio de un nuevo ciclo político, en el que el derechista Partido Popular (PP) y el Partido Socialista (PSOE) perdieron terreno en favor de las fuerzas emergentes. 

"Fue una pequeña victoria de David contra Goliat, hicimos una campaña con muy pocos recursos, pero mucha gente apoyó la propuesta que presentamos sobre derechos básicos y más y mejor democracia", señaló Pisarello al valorar el triunfo electoral. 

"El hecho de que una iniciativa así se haya abierto paso es una señal de esperanza para muchas ciudades de Cataluña, España y Europa", destacó el futuro concejal, en referencia al resto de luchas en el sur europeo por acabar con las políticas neoliberales de los gobiernos de derecha y la corrupción implantada en las instituciones. 

"Recogimos las energías de cambio"
En el caso de Barcelona en Común, la clave fue conectar con mucha gente desilusionada y frustrada. "Conseguimos recoger las energías de cambio que se generaron en los últimos años, desde el 15M -movimiento de los indignados- y nos apoyaran personas de los barrios humildes y los inmigrantes que no participaban en política", añadió.

"También influyó que la candidatura estuviese encabezada por Ada, una persona valiente, reconocida por su trabajo en la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca), auténtica, que no se parecía a los candidatos prefabricados al uso", apuntó sobre su compañera de lucha, convertida en la cara de la "nueva izquierda". 

Pisarello es especialista en temas de derechos humanos y derecho a la ciudad, entre ellos el acceso a la vivienda, un tema que lo unió fuertemente a Colau, ex portavoz de la PAH y, próxima alcaldesa de Barcelona, ciudad a la que él llegó en 2001.

"Siempre tuve un pie en la universidad y otro en la calle. Me involucré en la corriente pacifista contra la guerra de Irak y estuve en "V de Vivienda"-una asamblea popular que nació antes de la crisis- y luego con la PAH", explicó sobre actividad previa a la política. 

En Esta Nota

España Barcelona
Comentarios