“Tenemos elección directa que restringe la injerencia partidista”

Un representante de la UNCuyo cerró el ciclo de conferencias que impulsó la comisión que coordina la reforma estatutaria en la UNT

13 Oct 2014
1

CIERRE. Burlot clausuró el ciclo de conferencias por la reforma en la UNT. prensa unt

Quienes dudan del voto directo para la elección de autoridades universitarias suelen argüir que tal sistema asfalta el camino para que el ingreso de los partidos políticos a los ámbitos de decisión de las universidades. Pero a criterio de Gastón Burlot -ex coordinador del área de Reforma y Gestión Electoral de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo)- puede implementarse una metodología de este tipo y, a la vez, acotar la participación de esas fuerzas.

En especial, Burlot habló sobre el voto directo en la charla que dio el viernes en el aula Magna de la Facultad de Económicas, en el marco de las conferencias que organizó la comisión que orienta el proceso de reforma estatutaria en la UNT, que coordina el vicerrector, José García. El mendocino cerró la serie que había abierto Darío Maiorana (rector de la Universidad Nacional de Rosario y titular del Consejo Interuniversitario Nacional) el 19 del mes pasado, y que siguieron Manuel González (secretario de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Mar del Plata) y Marisa Velasco (ex prosecretaria General de la Universidad Nacional de Córdoba), el 25 y el 30 de ese mes, respectivamente.

“El tema más discutido de la elección directa es la partidización de las elecciones. Entendemos que en la UNCuyo logramos generar medidas que minimizan los impactos negativos de este sistema y potencian los positivos”, dijo Burlot. Entre otros, precisó de qué manera las fórmulas de candidatos a rector y a vicerrector hacen proselitismo. “La campaña electoral dura 30 días; con el espíritu de minimizar la influencia a actores no universitarios en el proceso se garantizó igual participación de los candidatos en los medios gráficos y audiovisuales de la universidad: TV, radio, prensa en papel y digital. Todos los candidatos tienen el mismo acceso a estos medios, en forma gratuita”, señaló.

A la vez, precisó una medida que complementa aquella: “está prohibida la contratación de pautas externas, para evitar que la disponibilidad de mayores recursos económicos hagan una diferencia crítica y sustancial a la hora de dirimir el Rectorado”. Dijo, también, que se limita el uso de espacios públicos de la UNCuyo, para cuidar el patrimonio universitario y para que no se convierta en tierra de disputa de los grafitis. “Tomamos todas las medidas posibles para evitar la influencia externa”, expresó.

Aun así, admitió que no existe una metodología de elección de autoridades universitarias que resulte óptimo. “Todo sistema electoral es perfectible, es mejorable y tiene debililidades. Es muy claro que durante un debate vamos a encontrar muchas cosas positivas a la elección indirecta y otras muchas a la directa. La discusión debe pasar, entonces, por qué universidad queremos y qué principios consideramos más importantes a destacar en nuestro sistema electoral”, manifestó.

En ese sentido, volvió a defender el sistema de elección directo: “lo más festejado como fortaleza es que mejora la relación entre representante y representado. Antes de reformar el estatuto hicimos una encuesta; y nos llevamos sorpresas importantes: algunos no diferenciaban decano de rector. La elección directa es un espacio muy interesante para la concientización de la comunidad”.

Comentarios