“Tras seis meses de diálogo, todos debimos ceder algo”

González dijo que la clave para modificar el estatuto radica en buscar consensos. Defendió la implementación de una carrera docente Un funcionario de la Universidad del Mar del Plata disertó en el Virla

27 Sep 2014
1

A la hora de reformar el estatuto universitario el consenso resulta clave. Esta afirmación fue férreamente defendida por el secretario de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMP), Manuel Lorenzo González, durante la disertación que dio el jueves en el Centro Cultural Virla. Se trató de la segunda charla en el marco del ciclo de conferencias sobre las reformas estatutarias de universidades nacionales, organizado por la comisión que orienta el proceso de reforma del estatuto de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), que coordina el vicerrector, José García. El viernes 19 había expuesto el rector de la Universidad Nacional de Rosario -titular del Consejo Interuniversitario Nacional-, Darío Maiorana. El martes hablará María Velasco (Universidad Nacional de Córdoba) y el 9 de octubre, Gastón Burlot (Universidad Nacional de Cuyo).

González inició su conferencia contando al público que precisamente por aquella convicción por los acuerdos fue designado por las autoridades de la UNMP para buscar consensos cuando llegó el momento de reformar su “Carta Magna”, el año pasado. “Primero debíamos entender todos que el estatuto debía modificarse; y que si en una organización tan horizontal, como la universitaria, no lográbamos consensos, si cada uno no dejaba de lado determinadas opiniones, no lo íbamos a lograr”, indicó.

Entre otros, contó que para lograr el consenso echaron mano a múltiples herramientas. “Utilizamos mucho el correo electrónico, para intercambiar ideas y para conocer qué opinaba cada sector. Envié alrededor de 1.000 mails, y recibí más de 300. De ese modo socializábamos las propuestas”, dijo. Admitió que la búsqueda de acuerdos implicó una ardua tarea que ocupó medio año; pero afirmó que dio frutos. “Fueron seis meses de mucho diálogo, de escuchar a todos; pero todos debieron entender que no iban a poder trasladar al estatuto su pensamiento, y todos debimos ceder algo. Era la única posibilidad para lograr un resultado, y pudimos presentar un estatuto votado prácticamente por el 97% de la Asamblea”, manifestó.

Respecto de la elección de autoridades, González señaló que tanto los sistemas directo como indirecto presentan pros y contras. En ese sentido, defendió la metodología “mixta” que rige en la UNMP. “Los claustros eligen para la Asamblea a candidatos que presentan listas, en las que figura una fórmula para rector. Una vez constituida la Asamblea, si tras dos elecciones ningún postulante a rector alcanza la mayoría, se pasa a elegir entre los dos más votados. En esa instancia, el asambleísta queda liberado para votar por un candidato distinto al que llevaba en su lista o para votar en blanco”, explicó.

Carrera docente

En la UNMP rige, por estatuto, la carrera docente, una reivindicación que vienen reclamando hace muchos años la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT (Adiunt). González contó de qué manera funciona en aquella casa de altos estudios. “La implementamos hace bastante tiempo, incluso antes de la reforma. El docente entra siempre por concurso público de antecedentes y oposición, abierto; y también concursa para cambiar de categoría o de dedicación. Ahora, cada tres años debe revalidar el cargo”, explicó. Precisó que tal revalidación no se realiza mediante concurso, sino por medio de informes anuales que muestran si cumplió o no con la propuesta a inicio del año. “Esos informes, más otro del departamento y una encuesta estudiantil van a una comisión evaluadora”, expresó.

Finalmente contó que la ciudadanía de los no docentes es parcial en la UNMP. “A la Asamblea que elige rector van dos no docentes, elegidos por un único padrón que incluye a todos los empleados del sector. En los Consejos Directivos hay un representante de estos; con voz, pero sin voto”, indicó.

Tras más de dos décadas.- El estatuto de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMP) se reformó el año pasado, tras un debate que insumió seis meses. El anterior texto venía rigiendo desde 1992. Según el secretario de Ciencia y Tecnología de esa casa, Manuel González, no se prevén modificaciones en el corto o mediano plazo: “no es etapa de tocarlo; primero hay que ver cómo funciona, y luego empezar a corregirlo. Seguro aparecerán errores, pero lo debemos ver andando”.

Sistema injusto.- El funcionario se pronunció en favor de la implementación de una carrera docente. “Es injusto cuando a una persona que lleva una equis cantidad de años en la universidad se la somete a análisis mediante concurso. Se debe buscar el equilibrio, con una carrera docente que preserve los recursos humanos de la institución, pero que no elimine la exigencia para que el docente se esmere y cumpla con su rol”, señaló González ante la consulta de LA GACETA.

comentarios