Amaya pide que se use el voto electrónico en 2015

“No puede ser que hayan pasado ocho años y no se haya hecho nada”, dijo el jefe municipal, uno de los 36 convencionales constituyentes que tuvo el oficialismo El intendente capitalino aseguró que el sistema instaurado en la reforma constitucional de 2006 “fomentará la transparencia y la confianza”

02 Ago 2014
En la reforma constitucional de 2006, los convencionales que trabajaron en la redacción del nuevo texto aprobaron, entre las principales modificaciones introducidas, la implementación del voto electrónico como único sistema para definir cargos electivos. A ocho años de aquel retoque a la Carta Magna local, uno de los constituyentes por el oficialismo, el intendente Domingo Amaya, pidió ayer que ese sistema electoral sea aplicado en los comicios del próximo año, “para fortalecer la democracia y la transparencia”, según expresó.

El pedido del jefe municipal fue realizado ayer durante una rueda de prensa, ante una consulta relacionada a una eventual interna en el Partido Justicialista para definir la candidatura a gobernador.

El intendente capitalino fue uno de los 36 convencionales constituyentes por el oficialismo (fueron 40 en total) que votaron los cambios en la Carta Magna. Con posterioridad, fue electo intendente de San Miguel de Tucumán en dos oportunidades (2007 y 2011) bajo la modalidad vigente (boleta electoral, sobre y urna de cartón).

La idea de instaurar el sufragio electrónico surgió en 2001, en plena crisis económica y de representatividad de los partidos políticos. Pero por sus elevados costos -ese fue el argumento esgrimido en ese tiempo- recién fue introducido en 2006, cuando se reformó la Constitución local que le posibilitó al gobernador, José Alperovich, disputar en 2011 un tercer mandato.

La Convención Constituyente fue contundente al fijar, en la nueva Carta Magna, que el sistema de votación electrónica debía ser establecido por ley (artículo 43).

En las disposiciones transitorias se aclaró que el voto electrónico se aplicaría en forma progresiva. Y, además, que la ley reglamentaria debería sancionarse antes de que finalizara 2006, según se estableció en el artículo 157. Ese hecho se produjo recién en 2007. Y desde ese año hasta la fecha, la provincia se encuentra en mora con el mandato constitucional.

Ayer, mientras recorría obras de urbanización en San Cayetano, Amaya pidió que, en las elecciones del próximo año, los tucumanos voten con el sistema electrónico.

“Yo les digo a todos que antes de ir a una interna o pensar en la interna (del PJ) hay que pensar en la gente. Y pensar en la gente es implementar el voto electrónico. Hace ocho años que tenemos por Constitución la aplicación del nuevo sistema de elección y no lo estamos haciendo. La Constitución del 2006 así lo estableció y en 2007 se aprobó la ley que obligó su paulatina instrumentación. Hemos pasado las elecciones de 2009, 2011 y 2013 y vamos a ir al 2015 sin voto electrónico. Salta ya lo implementó”, comparó el jefe municipal. Y agregó: “creo que el voto electrónico fortalece, fundamentalmente, a la democracia. Y es mucho más que una elección interna partidaria. Además de generar confianza, fomenta la transparencia, que es lo que la gente está pidiendo”.

¿Por qué cree que en todos estos años no se implementó el voto electrónico?, se le consultó. “No tengo idea, son decisiones que no están en mis manos. Creo que tenemos que empezar a pensar ya mismo en esto. Yo he sido convencional constituyente y hemos trabajado en eso. Luego se aprobó la ley (que reglamentó la aplicación del sufragio electrónico). Hay que generarle confianza a la población a través de este sistema. De manera que los ciudadanos vayan tranquilos a votar”, agregó Amaya, y pidió que la modalidad electrónica comience a aplicarse en la capital, en primer lugar, y luego en el resto de la provincia. “No puede ser que hayan pasado ocho años y no se haya hecho nada”, cuestionó.

Comentarios