“Farsantes” se llevó el Martín Fierro de Oro en una gala cruzada por el discurso político

Chávez hizo una fuerte confesión personal. Lanata amenazó con incendiarse durante la fiesta. Video.

19 May 2014

La tensión ya podía percibirse en la previa. Jorge Lanata la hizo sentir particularmente cuando se presentó en la alfombra roja con un bidón de nafta en la mano. La pregunta obligada era entonces: ¿para qué lo llevaba? La respuesta del periodista fue tajante: “si gana 678, me prendo fuego”. No fue necesario, porque finalmente “Periodismo para todos” se impuso sobre su rival de la Televisión Pública en la categoría de Mejor Periodístico en TV, pero la frase dejaba en claro que, al igual que el año pasado, la gala de los Martín Fierro volvería a quedar cruzada por las chicanas y las alusiones políticas.

Muestra de esto fue el discurso de Reynaldo Sietecase, que subió al escenario a recibir el galardón al Mejor Periodístico en radio, por su programa “Get up” (se impuso a “Lanata sin filtro”). “Quiero agradecer a los colegas que siguen pensando que la verdad es importante, a los que empiezan a valorar el periodismo riguroso. A los colegas que entienden que esa verdad no puede estar supeditada a la presiones de un gobierno ni a los caprichos o intereses de un grupo económico”, declaró. Julio Bazán, periodista de “Telenoche”, también hizo referencia al tema cuando le entregaron su premio a Mejor Movilero. “¡Qué lindo es el periodismo independiente!”, gritó, al finalizar su agradecimiento.

Lanata subió dos veces al escenario (su otro premio fue a la Labor Periodística) y habló muy poco. En la primera dijo que, por estar acompañado de su hija Lola, no criticaría a nadie y prefirió dar paso a los imitadores que lo acompañan en su programa. En la segunda se limitó a agradecer a Aptra por evitar que se incendiara en público. Eso sí: el gran interrogante es qué discurso tenía preparado si ganaba el Martín Fierro de Oro, como muchos vaticinaban. “Farsantes” -el verdadero ganador- le quitó la posibilidad y las ganas.

Además del Oro, la ficción de El Trece se llevó siete estatuillas: Mejor Cortina Musical, por “Puro teatro”, de Vicentico; Mejor Autor, a Carolina Aguirre y Mario Segade; Mejor Actriz de Reparto, a Vivian El Jaber; Mejor Director, a Daniel Barone y Lucas Gil; Mejor Protagonista Femenina, a Griselda Siciliani; Mejor Protagonista Masculino, a Julio Chávez, y Mejor Novela. Fue la tira que más premios se llevó, pese a las peleas que la dominaron y que motivaron un final con mucho menos rating del inicial.

El discurso de Chávez fue uno de los más llamativos. “Me llevo de ‘Farsantes’ algo muy importante para mi vida. Nunca he hecho una escena de amor como la que hice durante la tira. En mi vida social nunca tuve tanta entrega. Comparto este premio con todas las personas que amé y pido disculpas si nunca pude hacer esa escena”, señaló. Al recibir el premio mayor, Adrián Suar -productor de la novela- fue el único que habló: “cuando era niño e hice el casting de ‘Pelito’ una vecina me advirtió que en El Trece estaban las mejores ficciones de la TV. Evidentemente ese mandato quedó en mi cabeza. La ficción argentina tiene mucho que aprender, por supuesto, pero hacemos tiras extraordinarias”.

Bebé en camino y un piquito hot

La banqueta de Mariana.- Con seis meses de embarazo, Mariana Fabbiani -conductora de la fiesta junto con Guido Kaczka- no resignó elegancia. Entró al escenario con un vestido verde esmeralda de caída ancha y, al promediar la noche, se cambió y volvió con otro dorado, que remarcaba un poco más su pancita. Ambos atuendos fueron diseñados por Gino Bogani. Eso sí: consciente de que la noche sería larga, Fabbiani pidió una banqueta para sentarse cada tanto. “Es que ya me está pesando mucho la panza; son muchas horas para estar parada”, se justificó.

"Pampita” confirmó su embarazo.- La alfombra roja fue también el espacio para el amor. La pareja más distinguida fue, por supuesto, la de Carolina Ardohain y Benjamín Vicuña, que aprovecharon para confirmar que la modelo está embarazada. Algo había anticipado el actor chileno en su cuenta de Twitter horas antes de la fiesta, cuando escribió: “dos hermanas en el cielo han hecho amistad eterna, bordando los lazos del tiempo. Una, en los brazos de María, sonríe. La otra trae luz en su inocencia y una flor blanca”. Más tarde, ya en el Hilton, lo dijeron con todas las letras. “Estamos felices, va a ser una nena. Nacerá en Chile por los compromisos laborales de Benjamín. ¿Si vamos a continuar con la tradición de ponerle un nombre con B? Puede ser...”, declaró Ardohain.

Otras parejas.- “Pampita” y Vicuña no fueron los únicos en mostrarse muy enamorados durante la fiesta. Lali Esposito y Benjamín Amadeo no se separaron ni un instante, como tampoco lo hicieron Julieta Zylberberg y Esteban Lamothe. Los testigos aseguran que el actor le repetía “te amo” a cada paso que ella daba. Otra pareja mimosa fue la de Selva Alemán y Arturo Puig, que recibió el Martín Fierro a la trayectoria.

Piquito caliente.- ¿Puro show? Agustina Cherri y Calu Rivero esperaron a que la cámara las enfocara para darse un beso en la boca. No hubo motivos particulares, sólo las ganas de divertirse de ambas.

Felices con el menú.- Tras las críticas del año pasado, cuando la gala se realizó en el teatro Colón y no hubo cena para los famosos, esta vez Aptra y la cocina del hotel Hilton cuidaron muy bien del menú. La entrada consistió en “Hilton soba noodle chips” y un ondulado de parmesano pica-pica con esponja de queso y mermelada de olivas negras. Como primer plato se sirvió un mosaico de pulpo confitado al vacío, langostinos marinados en lima, untuoso de calabaza especiada y tomates confitados. El plato principal fue corte de ternera braseado, molleja con laqueado cítrico, cremoso de batata-caramelo y portobellos anisados. Como postre, se sirvió trufa de chocolate blanco con lemon grass, helado de mascarpone y cubo de chocolate negro 70%.

Ruleros y batas en Twitter.- El efecto sorpresa no va más. Esta vez no fue necesario esperar a que empiece la emisión de la gala para saber cómo estaban vestidos los invitados porque muchos de ellos habían anticipado los preparativos en sus cuentas de Twitter. Paula Cháves, que tenía a su cargo uno de los móviles de la alfombra roja, mostró cómo la maquillaron y peinaron mientras hacía dormir a su pequeña hija Olivia. Calu Rivero y Agustina Cherri se fotografiaron tapadas hasta los ojos en una cama de hotel, antes de comenzar a engalanarse. La tucumana Cristina Pérez se tomó una selfie “al natural”, sin maquillaje y en bata. Y Luisana Lopilato, que ayer cumplía años, se dejó ver en ruleros, en manos de una maquilladora.

Comentarios