CRISIS POLITICA

Maduro convocó a una conferencia de paz en Venezuela

El presidente venezolano afirmó que no es un dictador y que las protestas impulsan un golpe de estado.
Compartir
TREGUA. Maduro pidió que las partes busquen el bienestar del país. REUTERS

CARACAS, Venezuela.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convocó anoche a todos los sectores del país a una conferencia de paz para terminar con las protestas contra su gobierno, que en diez días han dejado diez muertos y más de 100 heridos.

En la jornada de ayer se conoció que una estudiante herida en la cara murió y que un trabajador resultó degollado en Caracas, lo que aumentó a diez las víctimas mortales por las protestas, indicó Dpa.

La fiscal general, Luisa Ortega, había confirmado el viernes la muerte de ocho personas y que 134 sufrieron heridas desde que comenzaron las protestas, el 12 de febrero, después de que una marcha opositora a la Fiscalía General derivara en violentos enfrentamientos.

En una marcha de mujeres simpatizantes del gobierno y a favor de la paz, Maduro dijo este sábado que su gobierno es blanco de una campaña de desprestigio internacional para presentarlo como un dictador, debido a la represión a las protestas, pero aseguró ser un "pacifista".

La oposición también realizó una concentración en el este de Caracas, en la que exhortó al gobierno a desarmar a los grupos radicales que se dicen defensores de la revolución bolivariana.

"Propongo una conferencia nacional por la paz con todos los sectores para neutralizar a esos grupos violentos. Es una convocatoria amplia, una conferencia por la paz, por la convivencia para enfrentar a los que quieren destrozar la patria", dijo Maduro.

Indicó que la convocatoria será para el miércoles, aunque no hizo un llamado directo a la oposición para que asista.

"Llamo a todo el país, en primer lugar, al pueblo bolivariano, ya que sin ellos no hubiera patria. El llamado es a que sigamos repudiando a los violentos, a que cesen las provocaciones", señaló.

Maduro reiteró que su gobierno enfrenta un golpe de Estado "continuado", impulsado por grupos violentos que quieren desestabilizar, apoyados por Estados Unidos, además de una campaña de desprestigio, en la cual se utilizan artistas y deportistas famosos.

"Esta campaña mundial no acepta a Venezuela. Nosotros sabemos qué queremos. Hay muchos artistas y modelos que influyen en Venezuela y que nos hacen daño en el mundo, porque en el mundo están creyendo que yo soy un dictador, que soy un asesino, represor, y la derecha aquí aplaudiendo. ¿Qué dictador? Ustedes no saben lo que es un dictador. Yo lo que soy es un humanista, un chavista un militante de las causas de Simón Bolívar y Hugo Chávez, un pacifista", indicó.

El líder de la oposición, Henrique Capriles, dijo que hay "millones" de razones para protestar, pero llamó a los estudiantes universitarios que encabezan las manifestaciones a hacerlo de forma pacífica para no darle argumentos al gobierno para la represión.

Señaló que el gobierno de Maduro es un "error de la historia", pero instó a sus partidarios a construir un gran movimiento social que incluya a los sectores más pobres para que la lucha tenga sentido y duración.

Capriles llamó a los estudiantes a atender el llamado al diálogo que pueda hacer el gobierno, pero llevando una agenda de peticiones a Maduro. "Tenemos que reconocernos los unos y los otros, tratar de ver cómo logramos lo que queremos, que los que están en el poder cambien", señaló.

Etiquetas de esta nota
Más como esto