Max siente que la vida es bella

Descansa junto a su novia y familia

28 Dic 2013

El “Jefecito” mostró una faz distinta a la que muestra en cada partido. Augusto Max aprovecha estos días de descanso para vivirlo en familia. Su madre Patricia Cudmani, sus hermanos Ivanna (31) que es sicóloga como mamá, Juan (28) y su novia Natalia Zárate (23) son el cable a tierra que necesitaba el volante de San Martín para recargar las pilas y despedir de la mejor manera un 2013 que, por varios motivos, le será inolvidable.

“Me dediqué a compartir con ellos estos momentos de relax, luego de un año que lo viví con mucha adrenalina. En lo deportivo fue espectacular, porque me tuve la continuidad que pretendía desde que volví al club. Como no soy un tipo conformista, en el 2014 voy por más”, dijo el mediocampista.

En lo personal, no pudo haberle ido mejor. “Conocí a Natalia, la mujer que amo. Además logré consolidar mi familia, algo que me enorgullece, porque en los momentos de tristezas, ellos estuvieron a mi lado con su voz de aliento, como lo hacen ahora que las cosas tienen un color diferente. Qué más le puedo pedir a la vida”, dijo Augusto, sin poder disimular la emoción que le produjeron estas palabras.

Mamá Patricia le agradece a Dios por el presente de su hijo. “Siempre fuimos una familia muy unida. Antes éramos cuatro y ahora se sumó una integrante más (Natalia) que fue recibida como si siempre hubiera estado entre nosotros. A la hora de los brindis, todos vamos a levantar las copas para agradecer todo lo que recibimos en este año”, dijo Patricia.

Natalia recuerda que luego del partido que San Martín jugó de visitante con Talleres (Córdoba), en el torneo de la temporada anterior, se puso de novia con Augusto. “No es fácil mantener un noviazgo con un futbolista, pero mi amor por él todo lo puede. Lo que ocurre es que los viajes y las concentraciones que habitualmente forman parte de su vida, nos obliga adecuar nuestros horarios para estar juntos. A raíz, de ello, a estos días lo aprovechamos para pasear y compartir el mayor tiempo posible”, dijo Natalia.

Otro balance

En estos momentos, donde saborea las mieles del triunfo, Augusto no se olvida de la desazón que le significó no haber podido lograr el ascenso en la temporada anterior. “Ese es el gran desafío que tendremos en el arranque de 2014. Por eso, en lo personal, como lo hice cuando finalizaba el 2012, voy a prometerme dejar todo de mi parte para colaborar con el resto del plantel, que el objetivo pueda cumplirse”, dijo el volante.

Max reconoce que lo que se viene del torneo será muy complicado. “En las cinco fechas que nos quedan por jugar en esta ronda, vamos a tener que demostrar que la chapa de candidatos no nos queda grande. El repunte futbolístico que tuvimos en los últimos encuentros, nos hacen esperar con mucho optimismo el resto del certamen. Pero ojo, no tenemos que confiarnos, porque cualquier descuido nos puede dejar con las manos vacías. Hay que ser muy cuidadosos”, señaló.

Comentarios