"No hace falta creer en Dios para ir al cielo", dice el Papa - LA GACETA Tucumán

"No hace falta creer en Dios para ir al cielo", dice el Papa

Francisco respondió, en una carta abierta las preguntas del fundador del diario "La Repubblica", acerca del perdón para los no creyentes.

12 Sep 2013
1

AL CIELO. El Papa dijo que lo importante es seguir la propia conciencia. REUTERS

VATICANO.- "Dios perdona a quien obedece a su propia conciencia". Con estas palabras, el Papa Francisco respondió hoy, en una carta abierta a Eugenio Scalfari, fundador del diario "La Repubblica", un periodista agnóstico.

La carta, de cuatro páginas, está dirigida a los no creyentes, y es una respuesta a una serie de artículos publicados por Scalfari. "La misericordia de Dios no tiene límites si se le dirige con el corazón sincero y arrepentido. La cuestión para quien no cree en Dios es obedecer a su propia conciencia", responde Francisco a la pregunta sobre si el Dios de los cristianos perdona a quien no cree.

"Escuchar y obedecer (a la conciencia) -explica Jorge Bergoglio- significa decidir ante lo que se percibe como el bien o como el mal. Y sobre esta decisión se juega la bondad o la maldad de como actuamos".

También responde a otros temas presentados por Scalfari, como si es pecado o un error creer que no existe un "absoluto" y sobre ello expresa que tampoco para quien cree se puede hablar de "verdad absoluta", pues "la verdad, según la fe cristiana, es el amor de Dios por nosotros en Jesucristo y por tanto la verdad es una relación".

"Cada uno recibe la verdad y la expresa a partir de si mismo, de su historia, de su cultura y de la situación en dónde vive", añade.

En otro pasaje de la carta, Bergoglio hace referencia a los "hermanos judíos" a quien asegura "han conservado su fe en Dios y por ello nunca se les estará lo suficientemente agradecidos como Iglesia y como humanidad".

Francisco termina su carta asegurando que "la Iglesia, a pesar de toda su lentitud, las infidelidades, los errores y los pecados que puede haber cometido y que puede todavía cometer a través de aquellos que la componen, no tiene otro sentido que el de vivir y dar testimonio de Jesús".
Comentarios