HISTORIAS DETRÁS DE LA TRAGEDIA

Anahí, la mujer de la ventana que sobrevivió a la explosión en Rosario

"Vi escenas horribles", contó desde la clínica donde está internada. Su imagen conmocionó al país.
Compartir
MOMENTO DRAMÁTICO. Anahí sacaba su cuerpo al vacío para alcanzar corrientes de aire sin humo. TELAM
Habló Anahí, la mujer de la ventana que sobrevivió a la explosión
Habló Anahí, la mujer de la ventana que sobrevivió a la explosión
Anahí se salvó de la explosión en Rosario
Anahí se salvó de la explosión en Rosario

ROSARIO.- Pasó de estar en la tranquilidad de su departamento a tener que subirse al marco de la venatana, a cinco pisos de altura, para poder respirar. El desesperado pedido de ayuda de Anahí Salvatore, al borde del precipicio, se convirtió en una de las imágenes que conmovió al país tras la explosión en el edificio de Rosario el pasado martes.

Con la cara manchada de ceniza y polvo por el estallido, desde las alturas, la mujer de 49 años pedía agua y que a los rescatistas se apresurara a salvarla. Pero, lejos de lo que se creía, aseguró que nunca pensó en saltar. "Jamás pensé en tirarme. Yo quería bajar. Estaba muy consciente de que no me iba a tirar. Quiero remarcarlo. Buscaba aire más fresco que venía de abajo", contó en una entrevista desde la habitación de una clínica de Rosario.

La mujer estaba en el edificio que estaba en frente del que se desplomó. Estaba en una habitación trasera, sintió la fuga de gas y cinco minutos ocurrió la explosión. "Estuve siempre muy consciente y muy lúcida. Tengo todas las imágenes clarísimas. Me acuerdo de todos los movimientos, sabíamos del arreglo...", manifestó.

Anahí le contó a su marido que había olor a gas en el edificio y que antes de que él llegara se produjo el estruendo. "No pasaron cinco minutos desde que sentí el olor a gas y la explosión, todo negro, de golpe...No sé cómo pude salir de abajo de algo, me pude arrastrar y salir".

"Vi escenas horribles, del derrumbe del edificio, una persona que estaba tirada. Y ahí empezar a sentir mucho ahogo, mucho calor...", remarcó.

"Me miro que estoy entera y ruego por un montón de gente que vi y por las que no sé dónde están. Y la gente que está acá internada y que sé que no está tan bien, pero que están vivos, y eso es lo que quiero transmitir, que estamos vivos", analizó desde la clínica.

Etiquetas de esta nota
Más como esto