DERECHOS HUMANOS

Se fugaron los represores Olivera y De Marchi, condenados en San Juan

Estaban internados en el Hospital Militar. Pasan a disponibilidad a agentes del servicio penitenciario responsables del traslado.
Compartir
ARCHIVO
La condena a Olivera
La condena a Olivera
La condena a De Marchi
La condena a De Marchi

BUENOS AIRES.- Los ex represores Gustavo Ramón De Marchi y Jorge Antonio Olivera, ambos detenidos por delitos de lesa humanidad y actualmente a disposición del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de San Juan, se evadieron del Hospital Militar Cosme Argerich, en el barrio porteño de Palermo, informó anoche el Servicio Penitenciario Federal.

De Marchi y Olivera habían sido trasladados por orden del Juzgado Federal Nº 2 de San Juan al establecimiento, a fin de ser atendidos en diferentes especialidades, como "psiquiatría, kinesiología y dermatología", indicó el Ministerio de Justicia en un comunicado. Como en el hospital de San Juan no había especialistas para tratar las molestias, pidieron ser atendidos en Buenos Aires. Su traslado corrió por cuenta del Servicio Penitenciario Móvil, que depdende del Ministerio de Seguridad. 

"Por la gravedad del hecho, el director Nacional del Servicio Penitenciario Federal ya ordenó el pase a disponibilidad de oficiales y agentes penitenciarios responsables de la división traslados y seguridad", agregó la información oficial.

También se ordenó un sumario administrativo a efectos de suspender al personal penitenciario involucrado en el incidente, y solicitará a la Justicia penal "una profunda investigación integral, desde el momento mismo en que se decidió el traslado en San Juan hasta el alojamiento y permanencia en el Hospital Militar Central de la Capital Federal".

Olivera recibió una condena a cadena perpetua, mientras que De Marchi fue condenado a 25 años de prisión, al cabo del primer juicio por delitos de lesa humanidad realizado en San Juan. (Télam-DYN)

Más como esto