Unos 600.000 jóvenes de entre 16 y 17 años se empadronaron para votar este año

10 Jul 2013
1

COMO EN 2011. El 11 de agosto, los argentinos votarán por segunda vez en elecciones primarias y obligatorias. TELAM (ARCHIVO)

BUENOS AIRES.- Casi 600.000 jóvenes de entre 16 y 17 años están habilitados para votar en las elecciones primarias PASO del 11 de agosto, informó la Cámara Nacional Electoral.

La cifra de los que voluntariamente se empadronaron en virtud de la nueva ley sobre "voto joven" representan cerca del 2% del padrón nacional, que incluye a 30.530.323 electores.

De acuerdo a los datos difundidos, la Ciudad de Buenos Aires es el distrito con menor proporción de voto de menores de 18 años, apenas el 1,33%, mientras que en el otro extremo están Misiones y Formosa, en que los menores superarán el 3%.

Como consecuencia de la habilitación del denominado "voto joven", se incluyeron en el Registro de Electores 592.324 menores de 18 años de edad, según los datos difundidos sobre los padrones definitivos que se publicarán a partir del próximo viernes 12 de julio.

Para las elecciones generales de octubre se sumarán otros 23.000 electores jóvenes que al momento de las PASO tendrán todavía 15 años.

De ese total, 264 cumplirán años y alcanzarán la edad requerida el mismo 27 de octubre.

El crecimiento del padrón respecto del utilizado en las elecciones de 2011 es de casi 1,7 millón electores, es decir, un 5,87% más de votantes respecto de los 28.900.000 electores habilitados en la elección anterior.

El crecimiento más pronunciado se produjo en las provincias de Tierra del Fuego y Santa Cruz, con incrementos que superaron el 10%,; y el menor se dio en la Capital Federal, con una variación del 2,24%. Para las elecciones generales del mes de octubre se agregarán además unos 37.500 electores argentinos residentes en el exterior, a quienes no les corresponde participar en las primarias.

En el padrón utilizado en las elecciones primarias del 11 de agosto, el 30% de los electores tendrá su fotografía incorporada.

Por otra parte, el cronograma electoral de este año avanza a paso acelerado y habilitará una nueva etapa pasado mañana, cuando se dé inicio formal a la campaña con vistas a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias del 11 de agosto.

En tanto, en relación a los ciudadanos que estuvieron habilitados para votar en las elecciones generales del 2011, el número de electores en condiciones de sufragar en los próximos comicios se incrementó en casi un 6%, lo que implica la incorporación de 1,7 millones de ciudadanos al padrón electoral.

De acuerdo con lo establecido por el cronograma que rige para las elecciones de este año a partir del viernes, por un lado, será el inicio formal de la campaña, y, por el otro, serán designadas las autoridades de mesa, establecidos los lugares de votación para las primarias, y difundidos los padrones definitivos.

En tanto, 10 días más tarde, el 22 de julio, comenzará el período de publicidad a través de los medios audiovisuales, en aquellos espacios que fueron distribuidos de maneras gratuita entre las fuerzas políticas participantes, según lo establecido por las normas electorales.

La puja en el Senado

Por otra parte, en estas elecciones el Frente para la Victoria deberá renovar la mitad de las bancas que se eligen para retener el control del Senado, ya que junto a los aliados ponen en juego una quincena de las 24 escaños que se eligen en la elección de octubre en los ocho distritos donde se votan los representantes de la Cámara Alta. Se trata de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de las provincias de Río Negro, Salta, Chaco, Entre Ríos, Neuquén, Santiago del Estero y Tierra del Fuego.

En esos distritos, el kirchnerismo expondrá una docena de bancas de su bloque, cifra que sube a 15 si se cuentan a su aliado, el Movimiento Popular Neuquino, y a los dos representantes de Nuevo Encuentro de Tierra del Fuego.

En esta oportunidad, el Senado debe renovar las bancas elegidas en 2007, cuando el oficialismo triunfó en todos los distritos, aunque varios de esos legisladores pasaron luego a la oposición tras el conflicto con el campo, en 2008, por la Resolución 125.

En tanto, el radicalismo pone en juego cuatro bancas de las 14 que posee, el peronismo disidente dos de siete y las restantes están en manos del interbloque FAP (una de cuatro), de Proyecto Buenos Aires Federal (Probafe - una escisión de la Coalición Cívica) y del Partido Renovador Salteño.

El único representante de la Ciudad de Buenos Aires que busca la reelección es el kirchnerista Daniel Filmus, en una fórmula con la economista Paula Español. Mientras que María Eugenia Estenssoro (FAP) y Samuel Cabanchik (Probafe), ambos ya no pertenecen al partido de la diputada Elisa Carrió, y no se postulan en este comicio.

Filmus deberá enfrentar en octubre a los postulantes del conglomerado UNEN que se definan en las PASO (entre los que figuran los diputados Pino Solanas y Alfonso Prat Gay, y el ex senador radical Rodolfo Terragno), a los candidatos del PRO, que serán Gabriela Michetti y Diego Santilli; al ex gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá y al dirigente del Frente de Izquierda, el gremialista Claudio Dellacarbonara. (Télam)

Comentarios