CRIMEN Y MISTERIO

Caso Ángeles Rawson: un testimonio complica la situación del portero Jorge Mangeri

El encargado suplente contradijo al único imputado por la muerte de la adolescente. Marcha en apoyo.
Compartir
RESPALDO. Familiares, amigos y vecinos de Mangeri se manifestaron anoche en Palermo. DYN
Marcha en apoyo de Jorge Mangeri
Marcha en apoyo de Jorge Mangeri

BUENOS AIRES.- La investigación por el crimen de Ángeles Rawson comienza a cercar cada vez más al portero Jorge Mangeri, único imputado. Ayer trascendió que el encargado suplente del edificio de Ravignani 2360, donde vivía la adolescente de 16 años, declaró ante la Justicia que no vio trabajar a su colega en ninguna obra de un edificio vecino, tal como Mangeri dijo en su declaración testimonial, informó el diario "La Nación".

Mangeri había declarado ante la fiscal María Paula Asaro, en calidad de testigo, que trabajó martes, miércoles y jueves de la semana pasada en esa obra, pero el encargado suplente dijo que nunca lo vio.

La próxima semana, en tanto, se conocerán las conclusiones de los médicos que revisaron las heridas del acusado, quien afirmó que fueron provocadas por supuestas torturas que le habrían aplicado los efectivos de la Policía Federal. También esos días estarán disponibles los resultados de los estudios de ADN que determinarán si la piel hallada debajo de las uñas de la víctima corresponde o no a Mangeri.

Apoyo para el portero

En tanto, vecinos, familiares y amigos de Mangeri se manifestaron anoche su apoyo al portero con aplausos y carteles. Raúl, el cuñado del encargado, fue el vocero del grupo, conformado por unas 30 personas, y declaró ante la prensa que la convocatoria era por la justicia y liberación del único imputado. "No tendría que estar (detenido) mi cuñado jamás, nunca tendría que haber estado". Y agregó: "creo en él firmemente, sabemos que es inocente".

Rawson desapareció el lunes 10 de junio, cuando volvía de la clase de educación física y -según muestran los videos de la cuadra- llegó al edificio de calle Ravignani donde vivía, en Palermo.

El cuerpo apareció el martes en un basural de José León Suárez, perteneciente a la Ceamse, adonde la trasladó un camión recolector de residuos proveniente del predio de la misma empresa en Colegiales, en el que murió por compactamiento.

Más como esto