›› OBRA PúBLICA | ARQUITECTURA Y URBANISMO

Tres supuestas empresas "fantasma" hicieron las cloacas que no funcionan

Vecinos del barrio Parque Batalla se quejan del trabajo que realizaron las firmas que le facturaron a la DAU durante la gestión de Brito. Son nueve las compañías que le prestaron servicios al Gobierno para una red cloacal en la capital, por un monto de $ 8,7 millones
Compartir
ZANJA ABIERTA. Cuando finalizaron las obras de cloacas en el barrio, una boca de registro quedó sin cerrar. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

Son nueve las empresas que la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU) contrató entre 2010 y 2011 para que realizaran la obra denominada "Ampliación de la red cloacal de San Miguel de Tucumán". Entre todas le facturaron a la repartición conducida en ese momento por el ex bussista Miguel Brito la suma de $ 8,7 millones. Hasta aquí, nada llamativo para un Gobierno que destinó varios millones de pesos en obra pública, desde 2003. Pero al indagar sobre los nombres de los responsables de esas firmas y los domicilios comerciales que declararon ante la DAU, el panorama empieza a modificarse.

De acuerdo con la documentación a la que accedió LA GACETA, entre las nueve firmas que prestaron servicios hay dos que le facturaron $ 3 millones a la DAU -entre 2010 y 2011- y que están a nombre de una mujer que, según sus familiares consultados, se desempeña como empleada doméstica. Se trata de la firma Construcciones Morales y El Moral SRL. Según la página web del ente estatal, la firma Construcciones Morales declaró como domicilio la calle Constitución 215. En tanto, la firma El Moral fue creada en 2010, según consta en el Boletín Oficial del 26 de noviembre de ese mismo año. El documento público detalla que la socia mayoritaria de esa empresa es Patricia del Valle Medina, cuyo domicilio es, casualmente, Constitución 215. La empresa, conformada por otras dos personas, fue constituida con un capital mínimo de $ 18.000.

Cuando LA GACETA visitó el año pasado el domicilio de Constitución 215, una joven dijo ser sobrina de Medina. Entonces se produjo el siguiente diálogo:

- Aquí no hay ninguna empresa. Esta es una casa de familia.

- ¿Aquí vive Patricia del Valle Medina? - Sí, aquí vive. Ella es mi tía.

- ¿Se encuentra ella en este momento?- No, ahora no está. Está trabajando. Es empleada doméstica.

Ahora, las firmas Construcciones Morales y El Moral aparecen en escena nuevamente, a raíz de una denuncia de los vecinos del barrio Parque Batalla. El lunes, los habitantes de esa humilde barriada se quejaron y amenazaron con cortar la avenida Adolfo de la Vega si es que el Gobierno no les daba una pronta solución al problema de las cloacas que padecen desde hace dos años, cuando fueron inauguradas. La rotura de caños de PVC, los trabajos sin conexión domiciliaria y el ingreso de fluidos cloacales a las viviendas fueron una constante desde ese entonces. Parte de la obra fue realizada, nada más y nada menos, por las firmas Construcciones Morales y El Moral.

También existe otra empresa -dentro de las nueve que facturaron $ 8,7 millones- que registró su dirección comercial con una nomenclatura inexistente. Se trata de la compañía Construcciones y Servicios, que declaró la dirección Emilio Castelar 450 y le facturó $ 130.000 a la DAU. Según pudo constatar este diario, la dirección Emilio Castelar 450 no existe. El número más cercano es el 448, pero allí reside una familia cuyo habitante del inmueble afirmó llamarse Roque Santillán y aseguró dedicarse a la venta ambulante.

Ayer, ante el pedido de respuesta de los vecinos del barrio Parque Batalla, la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT) desligó su responsabilidad. "La responsabilidad de la SAT en la prestación del servicio de cloacas comienza una vez que las obras están finalizadas y se efectúa la transferencia del servicio, hecho que aún no ha ocurrido en muchos sectores del Barrio Parque Batalla", sostuvo la vocera del organismo, Marina Mitelman. "Las facturas que hoy reciben los vecinos del barrio sólo corresponden a la prestación del servicio de agua", aclaró.

Construcciones morales

Una casa familiar es la fachada de la firma

Constitución 215 es la dirección que la empresa Construcciones Morales declaró como domicilio comercial. La firma está a nombre de Patricia del Valle Medina. Según un familiar consultado, la mujer no se desempeñaría como contratista, sino como empleada doméstica.

Construcciones y servicios

Emilio Castelar 450 no existe, figura el Nº 448

La empresa Construcciones y Servicios le facturó $ 130.000 a la DAU y declaró como domicilio comercial la calle Emilio Castelar 450. LA GACETA pudo constatar que esa dirección no existe. Lo más cercano es 448, pero allí reside un vendedor ambulante junto a su familia.

Más como esto