›› TRIBUNALES | JUICIO ORAL

Absolvieron al único imputado del crimen del custodio

La sentencia entristeció a los familiares del ex policía Pacheco Pérez, asesinado en una garita del barrio Congreso en diciembre de 2003. Tras una hora de deliberación, el tribunal presidido por el juez Roldán Vázquez consideró que no había pruebas suficientes
Compartir
EL FALLO. Alexis Amid (izquierda) con su abogado Mario Mirra, en la sala. LA GACETA / FOTOS DE HECTOR PERALTA (ARCHIVO)

"Es una injusticia", dijo Clarisa Elena Jerez en voz baja, apenas escuchó al secretario Carlos Lix Klett cuando dijo que Alexis Amid había sido absuelto por el homicidio de su marido, César Augusto Pacheco Pérez.

Los jueces Pedro Roldán Vázquez, Emilio Páez de la Torre y Alfredo Barrionuevo, consideraron que las pruebas que reunió la fiscala Teresita Marnero no fueron suficientes para demostrar que Alexis Amid disparó contra el guardia de seguridad del barrio Congreso el 5 de diciembre de 2003.

No hubo testigos que directamente hayan involucrado al imputado. Tampoco se encontró el arma con la que le dispararon. Fueron los indicios los que llevaron a Marnero a acusarlo, y para los jueces no alcanzaron para condenarlo.

Ayer a la mañana se produjo la última audiencia del juicio oral. Pacheco Pérez era un ex policía que trabajaba como custodio en el barrio Congreso, bajo las órdenes del ex comisario Héctor Amid, padre del acusado.

La víctima estaba en su garita cuando recibió dos disparos, uno de los cuales ingresó en su estómago y le produjo la muerte. "La bala ingresó de arriba hacia abajo, de izquierda a derecha, lo que demuestra que estaba sentado en su lugar de trabajo sin posibilidad de defenderse", dijo la fiscala de Cámara Marta Jerez de Rivadeneira el pedir que Alexis Amid fuera condenado a 10 años de prisión por homicidio simple.

"El imputado es la última persona que lo vio, que fue al puesto de vigilancia y que estuvo en un lugar que no era fácilmente accesible", agregó la representante del Ministerio Público durante su alegato. A Pacheco Pérez le dispararon con un arma calibre 9 mm. El representante de la querella, Roberto Blasco, hizo mención a los proyectiles encontrados en la vivienda del acusado, y en una casa cercana a la casilla en la que mataron al ex policía, que era utilizada para descanso. El calibre de esas balas coincidían con las del homicidio.

El padre del imputado poseía permiso legal para tener armas de otros calibres, que son las que estaban en la casilla del puesto de guardia ubicada en la entrada al barrio privado, en México al 4.000. Blasco pidió una condena de 15 años de prisión. Mario Mirra, defensor de Alexis Amid, pidió la absolución. Enumeró seis hipótesis que no fueron investigadas. "Las declaraciones de los testigos se fueron intencionando para involucrar a mi defendido. En ningún momento se ha probado una relación directa entre el delito, la víctima y el imputado", manifestó Mirra.

Un "garrón"

Antes de que los jueces ingresaran a deliberar, Alexis Amid tuvo la oportunidad de hablar. "Pasaron 10 años y al día de hoy tengo impotencia porque no se llevaron a cabo estrategias de investigación para resolver este caso. Han tejido cosas contra mí que todavía no puedo comprender. Me comí un 'garrón' de arriba", manifestó el acusado, que tiene 33 años.

"Tienen que encontrar a la persona que hizo esto, tienen que cumplir. Debe estar en algún lado; debe andar suelto o puede estar preso. No tengo nada que ver en este caso y soy inocente", agregó.

Luego de poco más de una hora, los jueces resolvieron su absolución. Las lágrimas estallaron en los ojos de los familiares de Pacheco Pérez, al escuchar la sentencia. "Es como si me dijeran que lo ha matado un perro, que no ha pasado nada", dijo su viuda al marcharse, triste, de los tribunales penales.

Cambio de posición.- Al momento de leerse el fallo de los jueces, la Policía decidió intercambiar el lugar en el que se ubicaba el público, para evitar incidentes. Cerca de la puerta se sentaron los allegados del imputado. La viuda del ex policía César Pacheco Pérez y su familia fueron ubicados en el otro extremo. Durante todo el juicio estuvieron situados al revés.

Las escuchas telefónicas.- Durante la instrucción, la fiscala Teresita Marnero había solicitado la intervención, por 20 días, de los teléfonos de Alexis Amid y de su padre. En el expediente consta la desgrabación de algunas frases. "Estoy hasta las manos", se escucha en una de ellas afirmar al imputado. El defensor Mario Mirra mencionó que la frase había sido dicha en relación a su inminente detención, y que no se transcribieron todas las llamadas. "No sé cómo sabe en qué contexto se dijeron, si nadie pudo acceder a los casetes", ironizó el querellante Roberto Blasco en los pasillos.

Rápida salida.- La Policía desalojó rápidamente a los familiares de Alexis Amid. Dentro de la sala quedaron los familiares de la víctima. Eran las 13.10, y las puertas de tribunales se abrieron para que salieran las partes, por calles distintas para evitar que se encontraran y se generaran posibles disturbios.

Los fundamentos del fallo.- Los jueces dispusieron que el 18 de abril, a las 12, se darán a conocer los fundamentos que los llevaron a absolver a Alexis Amid del homicidio de César Pacheco Pérez.

Más como esto