La voz poética del Alzheimer

La psicóloga y escritora tucumana une sus saberes en un libro de poemas.

27 Feb 2013

"Alguna vez leí que morimos cuando nuestros recuerdos mueren. Yo he comenzado a olvidar ¿habré empezado a morir?" Con estas palabras cargadas de angustia, el protagonista de "Un espejo vacío (viaje poético hacia las entrañas del Alzheimer)" indica la puerta de entrada a un recorrido por las turbulentas aguas de la enfermedad.

Se trata de un libro de poesía que enseña los síntomas del mal a través de las emociones que se despiertan en quienes lo padecen.

La autora es la poeta y psicóloga especializada en Alzheimer María José Aldunate, tucumana que reside en Barcelona. En una de las mejores librerías de esa ciudad -Alibri- su libro será presentado hoy, y luego será distribuido en toda España.

De la poesía
Asistirán especialmente al acto Marisa Calero, catedrática de Lingüística de la Universidad de Córdoba; la poeta Juana Castro, autora del prólogo; y Eulàlia Cucurella, presidenta de la Fundación Alzheimer Catalunya, quien redactó el epílogo.

"La tristeza, el miedo, la incertidumbre, el desconcierto o la soledad son evocados en cada poema como un grito incesante que hace sumergir al lector en un laberinto -destaca el editor, Joni Brugués-. El lenguaje poético se convierte en el vehículo ideal para despertar la empatía del lector con el protagonista o, lo que es lo mismo, sensibilizar a la sociedad sobre las vivencias que experimentan las personas que sufren Alzheimer".

"Un espejo vacío" consta de una breve introducción descriptiva de la enfermedad y cuatro partes, tres de las cuales coinciden con las tres etapas en las que se desarrolla el mal, de modo que el contenido del libro involuciona al mismo tiempo que la lectura avanza. La cuarta parte se sumerge en las vivencias del protagonista en una residencia.

En relación con la enfermedad de Alzheimer, estamos acostumbrados a leer artículos, investigaciones, estudios, manuales y todo tipo de material divulgativo. Aldunate bucea en el interior del enfermo y desde sus propias emociones intenta darle voz: conociendo lo que siente será más fácil acompañarlo en ese intrincado camino.

En Esta Nota

María José Aldunate
Comentarios